Este jueves realizarán una jornada informativa virtual abierta en la que explicarán en qué casos está indicado su uso terapéutico.

Mar del Plata es una de las ciudades del país que cuenta con clínicas veterinarias en las que se utiliza el cannabis medicinal en pequeños animales mientras continúan los estudios para evaluar cómo puede incorporarse en grandes mascotas. Este jueves, los veterinarios nucleados en la Organización de Veterinarios Cannabicos Argentina realizarán un encuentro abierto a toda la comunidad a través de su cuenta de instagram para explicar los alcances del uso terapéutico de la planta.

Al tiempo que solicitan la reglamentación de su uso, los veterinarios abordarán temas como el Sistema endocannabinoide; Autocultivo y acceso a aceites seguros; Conversatorio sobre cannabis y legales y Dolor crónico y cannabis.

Según detalló la médica veterinaria  Anabella Cabrera (MP 12.116) a 0223 actualmente el cannabis se utiliza en pequeños animales para tratar dolores crónicos provocados por enfermedades compresivas o degenerativas de las articulaciones, dermatólogicas, epilepsia y aliviar los síntomas del cáncer. Además, los componentes de la planta hacen que se estimule el apetito de los animales que en general pierden cuando padecen estas enfermedades.

El cannabis contiene más de 100 cannabinoides, entre ellos el THC  y el CBD. En el uso veterinario, el THC se utiliza en menor medida para lograr un efecto antioxidante para dolores y tumores y se lo combina con el CBD, por las propiedades neurotrópicas de ese componente.

Los profesionales veterinarios solicitan desde que se promulgó la ley 27.350 la inclusión de los animales en el uso y regulación del cannabis terapéutico ya que consideran que la normativa permitiría que los adoptantes de mascotas con padecimientos crónicos o enfermedades terminales puedan acceder con una receta veterinaria a un lugar certificado a un aceite de cannabis con cromatología.

Te puede Interesar
Especialistas de Argentina, Chile y Uruguay apoyan el uso medicinal del cannabis

Fuente