Entre enero y noviembre del 2020, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Israel, Alemania y Suiza fueron los países que más compraron cannabis medicinal a Colombia.

La empresa Pideka realizó el primer envío comercial de cannabis medicinal con THC desde sus cultivos bajo techo en Tocancipá (Cundinamarca) hacia México.

Según cálculos de la compañía, este es un destino que puede representar un mercado de US$20.000 millones en los próximos cinco años y tiene cerca de un millón de pacientes potenciales aptos para tratamientos con estos componentes.

Asimismo, la firma espera también ser un jugador importante en Europa y multiplicar por cinco el número de empleos en el país en dos años.

“Este es un paso muy importante que hemos podido dar de la mano de ProColombia y otras entidades del Gobierno de Colombia, por lo que abre la puerta para consolidarnos en un mercado tan importante como el mexicano, para venderle al sector público o privado el aceite de cannabis medicinal con THC. Este puede servir a la industria farmacéutica para combatir cuatro frentes: dolor crónico como artritis, distintos tipos de epilepsia, insomnio, estrés y ansiedad, y para disminuir efectos secundarios de quimioterapia en tratamientos contra el cáncer. El cliente mexicano escogió este producto de origen de Colombia por temas de producción, calidad y legislación”, dijo el presidente de Pideka, Borja Sanz de Madrid.

Te puede Interesar
Nuevas experiencias agroindustriales en materia de cannabis medicinal en Colombia

Pideka es una compañía creada en Colombia que hace parte del holding internacional canadiense Ikanik Farms y cuenta con inversión norteamericana, latinoamericana y española. Además, cuenta con un poco más de 30 empleados y espera llegar a 150 puestos en 2022.

“ProColombia ha venido trabajando desde hace varios años con la industria, apoyándola en términos de regulación, promoción de inversión, exportaciones e identificación de oportunidades en mercados donde la regulación permite el acceso a estos productos, como el caso de Alemania y Reino unido”, señaló la agencia gubernamental.

Por tal razón, Procolombia ha desarrollado unos perfiles de cannabis medicinal en destinos como Alemania, Perú, Estados Unidos, España, Reino Unido y Brasil, que pueden ser consultados en el siguiente link, con el fin de determinar los permisos, licencias y demás requisitos para comercializar los productos en el mercado de destino.

El empresario estima que en los próximos dos a tres años puedan estar exportando desde Colombia entre US$80 millones y US$100 millones en cannabis medicinal con THC, al tener en cuenta que un litro del producto puede costar cerca de US$45.000.

“Este es un rango conservador, basado en las cantidades de litros que tenemos al año, los cuales iremos aumentando progresivamente. Vemos una gran demanda en México y le apuntamos a atender también el mercado europeo, donde ya hemos visto el interés por parte de empresas farmacéuticas de Dinamarca e Inglaterra. Una vez Asia empiece a tener sus primeras legalizaciones, puede ser un continente muy importante en cuanto a demanda. En ese sentido, le apuntamos a ser uno de los jugadores principales a nivel mundial, gracias a nuestro modelo de eficiencia”, indicó el presidente de Pideka.

Te puede Interesar
Reglamentan uso medicinal y científico de marihuana en Colombia

Por su parte, Procolombia destacó que el marco regulatorio de Colombia respecto a este sector es uno de los más completos a nivel internacional, pues incluye medidas que van desde la semilla, el cultivo, la transformación, la generación de valor agregado y el acceso seguro por parte de los pacientes.

Asimismo, según cifras del Dane, entre enero y noviembre del 2020 Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Israel, Alemania y Suiza fueron los países que más compraron cannabis medicinal a Colombia. El salto ha sido exponencial ya que, en ese periodo, las exportaciones pasaron de US$275.000 en 2019 a US$4,7 millones, con un crecimiento superior al 1.600 %.