Las Islas Vírgenes de Estados Unidos han autorizado la marihuana para su uso recreativo y sacramental para cualquier persona mayor de 21 años, uniéndose a varios países del Caribe que han relajado sus leyes en torno al cannabis

La medida se ha estado gestando durante años, y funcionarios de las Islas Vírgenes de Estados Unidos han viajado a Colorado para reunirse con agricultores, productores, policías y otras personas para aprender de la industria antes de que el gobernador Albert Bryan Jr. firmara el proyecto de ley el miércoles.

“Les estamos acercando las oportunidades, pero también deben poner de su parte para aprovecharlas”, comentó Bryan, refiriéndose al cultivo, producción y venta de marihuana en el territorio estadounidense.

Bryan añadió que su gobierno borrará los registros de aquellas personas que hayan sido declaradas culpables por simple posesión de cannabis si cumplen los requisitos, y señaló que en los últimos 20 años han sido condenadas unas 300 personas en este territorio de 105.000 habitantes.

“Mi objetivo es asegurarme de que muchos de los que nos hemos visto afectados negativamente por la penalización del cannabis tengamos todas las oportunidades de participar en esta nueva industria legal del cannabis”, declaró, y añadió que el gobierno ofrecerá capacitación empresarial y laboral.

En 2019, las Islas Vírgenes de Estados Unidos autorizaron la marihuana para su uso medicinal.

Te puede Interesar
Sudáfrica destinará 1900 millones de dólares para establecer su "industria del cannabis"

La nueva ley permite que aquellas personas de 21 años o más puedan poseer hasta 56 gramos (2 onzas) de marihuana, 14 gramos (0,5 onzas) de concentrado y 28 gramos (1 onza) de productos como comestibles para uso recreativo, sacramental y de otro tipo.

Los pacientes que utilizan la marihuana medicinal pueden traer consigo hasta 113 gramos (4 onzas) de cannabis, 28 gramos (1 onza) de concentrado y 56 gramos (2 onzas) de productos.

En virtud de la nueva medida, los permisos de cultivo serán otorgados a aquellas personas que utilicen la marihuana para fines sacramentales.

Los dispensarios implementarán un impuesto de al menos 18% sobre todas las ventas, aunque los pacientes que usan marihuana medicinal están exentos, de acuerdo con el proyecto de ley recién aprobado.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.