Avanza en el Senado estatal propuesta bipartidista que permitiría la regulación cuidadosa de la marihuana medicinal para las condiciones médicas graves

Un proyecto de ley que legaliza el cannabis medicinal para enfermedades debilitantes y a menudo terminales como el cáncer, el VIH, y la enfermedad de Parkinson, pasó hoy la aprobación inicial del Senado de Carolina del Norte.

La propuesta bipartidista SB 711 «Ley de Cuidado Compasivo», tiene como patrocinador a los senadores republicanos Bill Rabon y Michael Lee y al senador demócrata Paul Lowe.

De acuerdo con los patrocinadores, la iniciativa está adaptada para permitir la regulación cuidadosa de la marihuana medicinal para las condiciones médicas graves.

Esto, según lo certificado por escrito por un médico con quien el paciente tiene una relación preexistente.

Mientras, que la venta o el uso de la marihuana recreativa seguiría siendo ilegal.

Qué dice la propuesta

El proyecto de ley exige que los pacientes y los cuidadores designados soliciten una tarjeta de registro para recibir cannabis medicinal, y sólo se les permitiría poseer un suministro para 30 días.

También establece una comisión estatal dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos para gestionar un sistema que autorice a los proveedores con licencia a producir cannabis.

Como así también productos con infusión de cannabis en instalaciones de producción y distribuirlos a través de centros de cannabis medicinal.

Te puede Interesar
El gobernador de Virginia Ralph Northam presenta la legalización de la marihuana en 2021

Carolina del Norte estaría limitada a un máximo de 10 licencias de proveedores.

Restricciones

Se impondrían restricciones de sentido común al uso y la venta de cannabis medicinal, incluyendo envases seguros y a prueba de niños que estén claramente etiquetados y no sean atractivos para los menores.

Las instalaciones deberán mantener una apariencia discreta y profesional en consonancia con las estructuras comerciales o los usos del suelo existentes en la zona inmediata.

Los pacientes no podrán conducir, manejar una embarcación, un tren o una aeronave, ni realizar ninguna tarea que suponga una negligencia o una mala praxis profesional mientras estén bajo los efectos del cannabis.

El proyecto de ley tampoco exige que los lugares de trabajo o educación requieran alojamientos médicos en el lugar para el uso de cannabis medicinal.

Apoyo de los votantes

El proyecto de ley ha sido público en la legislatura desde hace más de un año, sufriendo cambios a medida que pasaba por los comités.

Otros 37 estados y Washington, D.C. han adoptado un programa de marihuana medicinal.

Un sondeo reciente en Carolina del Norte muestra que el 82% de los votantes apoya la legalización de la marihuana medicinal, incluido el 75% de los republicanos y el 77% de los votantes evangélicos.

La SB 711 fue aprobada con una votación de 35-10. Está previsto que se someta a una votación final el lunes 6 de junio.

Te puede Interesar
Sudáfrica destinará 1900 millones de dólares para establecer su "industria del cannabis"