El país norteafricano impulsa el cultivo y comercio de cannabis para usos farmacéuticos e industriales con un notable aumento en licencias

En un movimiento significativo hacia la legalización y regulación del cannabis, el Gobierno de Marruecos ha otorgado un total de 609 licencias para diversas actividades relacionadas con esta planta hasta noviembre de este año. Este hito sigue a la legalización del cultivo de cannabis en 2021, exclusivamente para fines farmacéuticos e industriales, marcando un cambio importante en la política de drogas del país magrebí.

Según fuentes de la Agencia Nacional de Reglamentación de las Actividades Relativas al Cannabis (ANRAC), de las 1.063 solicitudes recibidas, 609 han sido aprobadas, cubriendo un amplio rango de actividades desde el cultivo hasta la exportación. De estas, 430 licencias se han concedido a agricultores para el cultivo y la producción, mientras que las restantes se distribuyen entre operadores que incluyen cooperativas, farmacéuticas, empresas y particulares.

Entre las licencias otorgadas, 51 se destinaron a la comercialización, 47 a la transformación para usos industriales, y otras para importación de semillas, transporte, transformación para fines médicos y exportación. En 2023, ANRAC certificó 2,1 millones de semillas de cannabis con un contenido de tetrahidrocannabinol (THC) inferior al 1%, que fueron importadas bajo 21 licencias concedidas por la Oficina Nacional de Seguridad Sanitaria de Productos Alimentarios (ONSSA). Estas semillas han sido utilizadas para cultivar 277 hectáreas de terreno, implicando a 416 agricultores.

Te puede Interesar
Marruecos se asocia con Israel para el desarrollo del cannabis con uso terapéutico

En las provincias de Alhucemas, Chauen y Taunat, zonas históricas de cultivo de cannabis y donde la actividad ha sido legalizada, la producción alcanzó las 294 toneladas este año, con rendimientos que varían de 1 a 2,7 toneladas por hectárea.

Aissam el Merzouki, un agricultor beneficiario de estas licencias, compartió su satisfacción con la legalización, destacando la libertad y seguridad que ahora disfruta. Sin embargo, mencionó desafíos como el bajo rendimiento de las semillas proporcionadas y la necesidad de un mejor acceso al agua para riego.

La legalización del cannabis en Marruecos para usos terapéuticos e industriales fue oficializada por una ley aprobada por el Parlamento en junio de 2021, diferenciando claramente entre el uso “recreativo”, que sigue siendo ilegal, y los usos permitidos. Según informes del Ministerio del Interior, desde la implementación de estas políticas, la superficie dedicada al cultivo ilegal de cannabis en Marruecos ha disminuido drásticamente, pasando de 134.000 hectáreas en 2003 a 29.557 hectáreas en 2023, evidenciando un cambio significativo en el enfoque del país hacia esta industria

Acerca del autor

Agustín Lacalle destaca como Director y Maquetador de 'Cannabis Magazine' y 'El Cultivador'. Con una profunda pasión por el cannabis desde el siglo pasado, combina habilidades en redacción e investigación, aportando perspectivas únicas al mundo del cannabis

Te puede Interesar
Marruecos nombra al director general para el control de la plantación de cannabis