El Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea ha registrado una iniciativa mediante la que pide a la Comunidad de Madrid que exija al Gobierno de España que lleve a cabo una regulación responsable en adultos del cannabis.

En concreto, se trata de una Proposición No de Ley (PNL) con la que pretenden que de esta forma se proteja a los menores «dificultando su acceso» al cannabis y derivar una parte de los ingresos recaudados a «la prevención en el consumo y a financiar los servicios públicos».

Asimismo, creen que con esto se garantizaría la salud pública, ofreciendo un producto a los usuarios adultos que cuente con todos los estándares de calidad certificados, así como las libertades públicas de la ciudadanía adulta en el ejercicio de sus derechos como usuarios.

Piden también crear una legislación específica para regular el cannabis en adultos donde se establezcan, bajo criterios laborales, de género, territoriales, sociales y de sostenibilidad, los principios rectores que rijan su producción, distribución y comercialización «impidiendo el monopolio».

Por último, incluir a la regulación del cannabis entre las políticas con las que hacer frente a la crisis socioeconómica provocada por la Covid-19.

El diputado de Más Madrid Jorge Moruno ha indicado que la legislación actual «no es capaz de presentar un solo indicador positivo» ya que no ha reducido «el consumo entre los menores ni el peso del mercado negro». «Ha aumentado la persecución y la cuantía de las multas de los usuarios adultos», ha lamentado.

Te puede Interesar
La marihuana florece en Madrid

A su juicio, la regularización de su consumo «sería favorable» y generaría beneficios en el país porque «regular no es incentivar ni fomentar, es ordenar la realidad existente de una manera diferente toda vez que la legislación actual no protege a los menores y criminaliza a los adultos».

En la exposición de motivos, Más Madrid indica que el porcentaje de estudiantes de 14 a 18 años que han consumido cannabis alguna vez en su vida es del 33,0% mientras que en 1994 era el 20,9% (Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones Informe 2020 Ministerio de sanidad).

Sin embargo, lo que sí parece haber logrado la normativa vigente es, a su juicio, «criminalizar a los usuarios adultos y engordar los beneficios del mercado negro». «Esto afecta directamente a millones de personas que, en ausencia de una regulación responsable en adultos, se ven abocadas a la ilegalidad, con la falta de garantías de calidad y seguridad que eso puede acarrear», han lamentado.

Ese es uno de los motivos que les inclinan a optar por una regulación integral del cannabis en adultos, ya que «la ineficacia de la legislación actual a la hora de limitar la oferta ilegal y el consumo, especialmente entre los menores; el prohibicionismo no es capaz de presentar un solo indicador positivo».

Te puede Interesar
Ministra de Educación de provincia argentina renuncia por video en el que fumaba marihuana

Consideran que el cannabis debe regularse por «motivos de salud pública y en defensa de las libertades». «Una persona adulta tiene que dejar de ser criminalizada y discriminada si decide ser usuaria de cannabis», reivindican.

Para Más Madrid, la regulación del cannabis, además de garantizar las libertades de los usuarios adultos y de dotar de mejores herramientas para proteger y prevenir a los menores de su acceso, representa también «una oportunidad económica» para generar empleo y aumentar los ingresos públicos. En EE.UU. «ya genera cientos de miles de empleos que se ubican por encima de la media salarial nacional». También, creen que el cannabis puede ser también una oportunidad para «diversificar el cultivo y fortalecer al campo español».