De la planta de cannabis se puede obtener una variedad de productos pero los mundialmente conocidos son la marihuana y el cáñamo. Esta última es una fibra con diferentes usos, principalmente textiles.

Ropa hecha con cáñamo de cannabis

Hemp Textiles, la división de moda del holding canadiense Flora Growth Corp, ha comenzado a vender ropa hecha de cáñamo no psicoactivo en Colombia. El gerente general de la empresa, Nicolás Vásquez, mencionó que la medida es la esperanza de la empresa para disipar el estigma asociado con la planta y aumentar su apuesta por las exportaciones a Estados Unidos.

El empresario mencionó que están interesados ​​en el mercado colombiano porque saben que por su desconocimiento sobre el tema pueden hacer un cambio respecto al uso de la fibra del cáñamo en la industria textil.

Con la ayuda de la marca Stardog Loungewear, Hemp Textiles exhibirá su primera colección de productos, entre máscaras, chaquetas, camisetas, pantalones y zapatos, con precios que van desde los 24,900 hasta los 350,000 pesos (7 a 100 dólares estadounidenses), y estará disponible en las tiendas físicas de Bogotá, así como el comercio electrónico.

Respecto a su proyección con Estados Unidos, la intención de la empresa textil de cáñamo es incrementar las exportaciones, que actualmente representan el 70% de sus ventas. Para conseguir esto, el empresario explicó que el proyecto es aperturar tiendas en el país en los primeros cuatro meses de 2021.

Por otro lado, Hemp Textiles ha mencionado que la ropa de cáñamo es ecológica, tiene mejor calidad y se utiliza desde hace muchos años. Sin embargo, no es la única empresa que ha reconocido su ventajas en el sector textil y que además tiene como objetivo brindar opciones sostenibles.

Según Alexandra Ávalos, editora de Moda en REVIEWBOX, en México, existen marcas que ya utilizan este material en su producción. Algunas prendas están hechas de cáñamo 100%, mientras que otras son una mezcla de algodón orgánico o seda. Las empresas consideran que esta fibra tiene una gran ventaja en la industria textil, ya que el teñido de telas tradicionales tiene gran impacto en el medio ambiente y representa el 20% de la contaminación provocada por el sector moda. En cambio, el cáñamo se puede teñir con elementos naturales como el índigo.

Además, la ropa hecha de cáñamo tiene mejor durabilidad, mejor protección contra los rayos UV y está hecha de fibras naturales, que son más suaves y absorben mejor la humedad.

“Comparado con el algodón, el cáñamo consume significativamente menos agua en su proceso de fabricación y una vez queda el producto textil terminado ofrece una mayor resistencia térmica, mejor absorción y dispersión de la humedad”, afirmó Nicolas Vásquez.

Vásquez también explicó que aunque casi todas las aplicaciones del cannabis están relacionadas con flores u hojas, de las que se pueden obtener ingredientes cosméticos y farmacéuticos, el ingrediente principal del cannabis es el tallo, porque los ingredientes principales se encuentran dentro de él.