El cannabis se encuentra presente en nuestra sociedad desde hace siglos. Obviamente, su influencia en la cultura también se ha ido asentando con el paso del tiempo.

Incluso el cine ha sido testigo de historias más o menos relacionadas con ello. Es cierto que algunas carecen de rigor documental y que no te van a detallar en ellas cómo cultivar cheese autofloreciente, pero no por ello el cannabis deja de ser un protagonista a destacar.

Hacemos un repaso a 10 de las películas más recomendables cuyo guión se basa en el cannabis, ya sea como «actor principal», como secundario o simplemente como base de la trama sobre la que gira un thriller, una comedia o incluso una obra de culto.

1 – Superfumados

David Gordon Green dirigía este film de 2008, en el que Dale Denton, un secretario judicial y también fumador habitual de cannabis, presencia un asesinato disfrutando de un Pineapple Express.

Con las prisas, se deja la colilla en la escena del crimen y huye con su camello para que no les atrape ni la policía ni los asesinos enviados por un narcotraficante.

2 – Lock, Stock and Two Smoking Barrels

En 1998 Guy Ritchie juntaba a un jovencísimo Jason Statham y otros artistas variopintos (incluyendo a Sting), para una comedia de enredo de ritmo adrenalítico y en el que el cannabis tiene un papel especial.

El cultivo de cannabis, los efectos de su consumo y ciertas pesquisas entre los protagonistas, representan una de las muchas patas sobre las que se asienta esta obra de culto, considerada por los aficionados la mejor dirección de Ritchie.

3 – El Gran Lebowski

¿Quién no conoce a El Nota, interpretado por Jeff Bridges en la popular película de Los hermanos Coen?

A El Nota le persiguen unos secuestradores del Este, tiene que encontrar a la esposa de un millonario y ganar el campeonato de bolos. Pero nada preocupa a El Nota mientras tenga su ración de cannabis y pueda dedicar un momento a tomárselo con calma.

4 – Dos colgaos muy fumaos

Un clásico entre los aficionados al cannabis. Un film sin pretensiones de Danny Leiner, cuya humildad narrativa fue tan bien acogida por los fans, que pronto se convirtió en un «must have» de quienes atesoran películas del género.

Te puede Interesar
La comunidad cannábica se despide de Eddy Lepp

En ella Harold y Kumar tienen que saciar su apetito tras una sesión de fumar, para lo que buscan incesantemente el restaurante de comidas rápidas. ¿Una misión sencilla? No para estos protagonistas

5 – Colega, ¿dónde está mi coche?

Otra auténtica obra de culto, que ha sido encumbrada por los fans, ajenos a las malas críticas recibidas por la producción. Colega, ¿dónde está mi coche? fue un éxito comercial sin precedentes en el subgénero de films sobre cannabis.

Ashton Kutcher y Seann William Scott son los protagonistas de esta comedia, que además de ser aficionados al cannabis, también pierden su coche y se toman su búsqueda como el mejor camino para que sus novias les recompensen con sexo.

6 – El jardín de la alegría

El cannabis en el cine también ha sido enfocado desde un punto de vista dramático, en films de la talla de El jardín de la alegría, de Nigel Cole.

En él una mujer viuda hereda las deudas de su marido y decide cultivar en su invernadero marihuana. El pueblo donde vive se vuelca de su lado y le ayuda en el cultivo.

7 – Smiley Face

Es un film muy poco conocido, pero recomendadísimo. Smiley Face está dirigida por Gregg Araki en 2007 y tiene el mérito de ser la primera película sobre cannabis protagonizada por una mujer, Anna Faris.

En ella una actriz en paro se come una bandeja entera de magdalenas de cannabis. Propuesta a enmendarlo todo y bajo los efectos de su «exceso de dulce», hace una lista de tareas que, por descontado, no saldrán como ella se piensa.

8 – Puro Vicio

Paul Thomas Anderson dirige a un detective hippie y fumador de cannabis protagonizado por Joaquin Phoenix, en un enredo propio del ritmo setentero de la época, pero con estilo marcado neo noir y no pocos asesinatos en el camino.

Te puede Interesar
Nuevo trabajo para Mike Tyson: embajador del cannabis en Malawi

Reparto de lujo para una obra considerada fascinante por la crítica que, en cualquier caso, reconocía que era confusa como solo este director podía ofrecernos.

9 – High School

En 2010 John Stalberg nos trajo High School, una comedia adolescente que tiene a Adrien Brody de protagonista y que, al menos en los festivales donde se estrenó, la crítica fue unánime sobre que la versión original era mucho mejor que la que vimos en cines.

En cualquier caso, el film es interesante y trata sobre un grupo de estudiantes que se enfrenta a un análisis masivo de drogas dentro del instituto. Para que no les pillen, los chavales deciden en ese caso drogar a toda la escuela. El problema es conseguir suficiente material para crear bastantes magdalenas y, bueno, el resto mejor lo descubres con un más que recomendable visionado.

10 – Super High Me

Terminamos este repaso a películas sobre cannabis con un documental. El cómico Doug Benson decide consumir cannabis 30 días seguidos, con tests antes y después para descubrir qué efectos le causa. Michael Blieden dirige este atrevido experimento.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.