Corría enero de 2001 cuando el campeón del mundo de los pesos pesados, Mike Tyson, daba positivo en marihuana en un análisis de orina tras un combate celebrado meses atrás, cuando destrozó a su rival, Andrew Golota, en solo dos asaltos. Hoy, la marihuana es el negocio principal de quien está considerado uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos.

Tyson 2.0 es la empresa que comanda el púgil, y que aspira a tener unos ingresos de 100 millones de dólares en 2023, apenas dos años después de su nacimiento. La firma se encuentra en plena expansión, comercializando ya sus productos en 24 estados del país tras haber alcanzado un acuerdo recientemente con Columbia Care, y exportando a Canadá tras un acuerdo con HEXO.

«Quiero llevar esta compañía a mis espaldas», comentó el exboxeador en una entrevista concedida a MarketWatch en la que hizo hincapié en su implicación en la firma.

Su nombre, imagen y trayectoria deportiva están puestas al servicio de la venta de distintos productos de marihuana y de merchandising. Así, uno de sus productos principales son los ‘Mike bites’ (mordiscos de Mike, pequeñas golosinas con cannabis con la forma de una oreja a la que le falta una parte, en alusión a cuando el propio Tyson arrancó parte de la oreja de Evander Holyfield en el histórico combate de 1997.

Te puede Interesar
Whoopi Goldberg se mete en el negocio de la marihuana

También incluye cigarros de marihuana ya enrollados, comestibles de cannabis que aluden a las sustancias alucinógenas de la piel de algunos sapos, o un spray bucal con un alto contenido de THC. En la parte de mercadotecnia hay diversos tipos de vestimentas y utensilios como mecheros o papel de fumar.

Pero la empresa aspira a que la figura del siempre polémico boxeador esté acompañada pronto por otros deportistas reconocidos, como el luchador profesional Ric Flair. El pasado mes de marzo, Tyson 2.0 compró una participación mayoritaria de la empresa de Flair con el objetivo de lanzar una segunda línea de cannabis con la imagen del 16 veces campeón mundial de lucha libre.

Además de su renovada alianza con Columbia Care, en los últimos meses la firma de Tyson ha captado 9 millones de dólares de financiación para seguir produciendo «productos y marcas de cannabis de alta calidad». En este sentido, la compañía anunciaba a finales de junio que habían vendido «más de 4.000 libras (1.800 kilos) de flor de cannabis en Norteamérica».

«El cannabis me ha cambiado para bien tanto mental como físicamente, y quiero compartir ese regalo con otros que también buscan alivio», señalaba Tyson cuando se creó la compañía hace menos de un año.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.

Te puede Interesar
Guns N’ Roses lanza su propia línea de accesorios para fumar cannabis