Se trata del primer país a nivel mundial que da el visto bueno al uso de sustancias psicodélicas en este campo

A partir del próximo 1 de julio, Australia piensa llevar a cabo una auténtica revolución por lo que respecta al tratamiento de diferentes enfermedades mentales.  Así pues, se permitirá el uso de fármacos que tengan sustancias psicodélicas psilocibina, elemento presente en los conocidos hongos alucinógenos. Otra sustancia que también tiene luz verde del gobierno para ser usada es MDMA, más conocida como éxtasis, después de ser aprobada de forma regulatoria en el país.

Este sábado, la Administración de Bienes terapéuticos (TGA por sus siglas en inglés) ha publicado una nota de prensa en la que se anuncia el visto bueno para permitir que estas sustancias sean prescritas por “psiquiatras específicamente autorizados para el tratamiento de algunas dolencias de salud mental”.

A la hora de tratar el síndrome de estrés postraumático se podrá usar la droga MDMA, mientras que para otras enfermedades como la depresión, el uso de psilocibina estará permitido si no se mejora con otros abordajes. El comunicado afirma que “estas son las dos únicas enfermedades para las que hay suficientes pruebas de beneficios potenciales para algunos pacientes”.

Tabla de contenidos

Te puede Interesar
¿Es legal el cannabis en Australia?

Un comité ético valorará el caso para recetar el fármaco

Los especialistas que quieran recetar estos fármacos deberán recibir antes el visto bueno de la TGA, que realizará previamente un juicio a través de un comité de investigación ética. El uso de este tipo de fármacos se ha llevado adelante debido a la falta de opciones que los pacientes tienen frente a estas patologías mentales, que siguen resistiendo a la mayoría de tratamientos. Pese a ello, la TGA quiere dejar claro que son necesarios los controles para posibles efectos adversos de estas terapias y que, para usos al margen de las dos dolencias mencionadas, siguen siendo sustancias prohibidas.

Actualmente en Australia no está autorizado la compra venta de productos que contengan estas sustancias, aunque por primera vez tendrá lugar una excepción. Los psiquiatras autorizados sí podrán proveerse de forma legal de estos medicamentos, a la espera de conseguir el efecto deseado en los pacientes.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.