La investigación recoge los datos analizados de 2021 y han participado 75 ciudades de 17 países europeos

Un estudio europeo ha analizado los restos de aguas residuales 75 ciudades de hasta 17 países europeos para examinar los niveles de consumos de drogas y cuáles son los estupefacientes más consumidos por los ciudadanos europeos. Los países que han formado parte han sido España, Alemania, Chipre, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Italia, Lituania, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia y Turquía.

Los resultados del análisis muestran que la cocaína, el crack, las anfetaminas, la metanfetamina, MDMA y cannabis son las drogas más consumidas a nivel europeo. El cannabis es la droga ilícita más consumida en Europa, con un estimado de 22,1 millones de usuarios el año pasado.

Las cargas de cocaína observadas en las aguas residuales siguen mostrando que su consumo sigue siendo más alto en las ciudades del oeste y sur de Europa, resaltando especialmente en las ciudades de Bélgica, los Países Bajos y España. Se encontraron niveles bajos en la mayoría de las ciudades de Europa del Este, aunque los datos más recientes muestran algunos signos de aumento.

Las cargas de crack aparecieron en 13 de las ciudades participantes, con las muestras más altas en Ámsterdam y Amberes. Los niveles de consumo de anfetamina variaron considerablemente entre los lugares de estudio y con los niveles más altos en el norte de Europa. La anfetamina se encontró en niveles mucho más bajos en ciudades del sur de Europa. Las cargas más altas se encontraron en ciudades de Suecia, Bélgica, los Países Bajos y Finlandia. Los niveles encontrados de metanfetamina, históricamente concentrados en República Checa y Eslovaquia, también se han podido registrar en otros puntos del continente como España, Turquía y el norte de Europa. Sin embargo, las cargas observadas en otros lugares fueron muy bajas o insignificantes.

Las cargas más altas de MDMA se encontraron en las aguas residuales de ciudades de Bélgica, Alemania, Paises Bajos, Suecia y Noruega, mientras que las cargas de cannabis se registraron en las de España, Croacia, Eslovenia y también Países Bajos. Cabe destacar que Barcelona, una de las ciudades que han formado parte del estudio, registra los datos más elevados a nivel europeo de consumo de cannabis. Según el estudio, 455,92 miligramos por cada 1.000 personas de manera diaria. Casi 300 miligramos más que la segunda ciudad en el ránking, Ámsterdam. La estadística refleja que su consumo y la diferencia es todavía mayor si se tiene en cuenta solo los fines de semana, en los que se consumen 554,46 miligramos por cada 1.000.

Te puede Interesar
VIRAL: Pareja realiza boda temática de marihuana y es toda una sensación

El consumo de los estupefacientes tiende a aumentar en los fines de semana. Más de las tres cuartas partes de las ciudades muestran niveles más altos entre el viernes y el lunes. En el estudio se especifica que, al igual que ocurrió en 2020, cualquier comparación con años anteriores, las aguas residuales analizadas durante el 2021 pueden haber coincidido con el cierre de los locales, lo que podría haber afectado tanto la disponibilidad de drogas como los hábitos de consumo.

Fuente