Bienvenidos, queridos lectores, a esta nueva entrega sobre la composición del éxtasis en España. Hasta ahora hemos comentado diversos aspectos de la composición del éxtasis en estos últimos trece años, utilizando los datos de los análisis que Energy Control ha realizado. Hemos visto la diferente composición que hay entre cristal y pastillas, su pureza, el nivel de adulteración y los adulterantes más comunes. En este nuevo artículo trataremos la adulteración del éxtasis en formato cristal y los adulterantes más frecuentes encontrados.

Por Iván Fornís Espinosa de Energy Control

M, cristal y MDMA son los nombres de este producto, que tiene muy buena prensa entre las personas que lo consumen. Tiene un aspecto cristalino aunque a veces aparece en forma de polvo y se puede encontrar de diferentes colores como blanco, gris, marrón, amarillo y rosa.   Hay multitud de personas que lo prefieren a las pastillas, aun presentando el mismo compuesto activo. Si esta preferencia se debe, en parte, a la creencia de que el cristal está menos adulterado que las pastillas no les falta razón.

Los resultados de los análisis químicos realizados, en estos últimos trece años, a varios miles de muestras de cristal de MDMA, muestran que los niveles de adulteración son menores en el cristal que en las pastillas. De hecho, entre el 2010 y el 2012 estos niveles de adulteración se han mantenido cerca del 20%. Este dato indica que el cristal de éxtasis es la sustancia sintética recreativa menos adulterada en los últimos tres años. En la gráfica siguiente se puede apreciar esta tendencia con una sola excepción, en el 2003, donde la adulteración del cristal superó sensiblemente la de las pastillas.

Adulterantes del cristal de éxtasis

Las sustancias utilizadas para adulterar o sustituir la MDMA en las muestras de cristal son muy diversas y abarcan desde compuestos pertenecientes a fármacos de uso común, hasta extrañas o nuevas sustancias que llevan pocos años en circulación: cafeína, dextrometorfano, fenacetina, paracetamol, lidocaína, procaína, benzocaína, blufomedil, piracetam, aminofenazona, metamizol, metanfetamina, MDEA, mefedrona, metilona, 4-MEC, DBZP, alfa-PVP y otras. En el siguinete gráfico se pueden apreciar los adulterantes más comunes detectados en el 2012.

De todos estos adulterantes, los tres más comunes que se han mantenido durante los últimos diez años son la cafeína, el dextrometorfano y la metanfetamina.

Te puede Interesar
El psicoterapeuta de la ciudad de Nueva York, Charley Wininger, dice que el MDMA es el 'pegamento' de su matrimonio

La cafeína y sus riesgos al ser mezclada con la MDMA, es un tema que ya hemos tratado en anteriores capítulos, tratándolo como adulterantes de las pastillas. Solo tenemos que decir que es el adulterante más común en la gran mayoría de sustancias sintéticas y que, por lo tanto, es normal que aparezca en el cristal como adulterante mayoritario. Es muy llamativo que en el 2012 aparezca con mucha diferencia frente a otras sustancias como adulterante muy mayoritario.

Sobre los otros dos adulterantes mayoritarios y sobre algún otro compuesto que, aunque no sea tan habitual, puede ocasionar problemas graves al ser ingerido como MDMA, vamos a hacer una descripción más extensa. La intención de profundizar en estos adulterantes es la de ofrecer, a las personas que vayan a consumir éxtasis en cristal, información sobre los posibles efectos que podrían experimentar si consumen estas sustancias. Por supuesto que nuestra recomendación es no consumirlas, por lo menos no consumirlas si se tenía la intención de tener una experiencia de MDMA y sobre todo recomendar analizar cualquier muestra de cristal antes de tomarlo en cualquiera de los servicios de análisis disponibles en el Estado Español.

¿Qué es el dextrometorfano?

También conocido como DXM o DM es un compuesto opioide sintético, presente en multitud de fármacos utilizados sobre todo para aliviar la tos. Su aspecto es de cristal blanco y debido a esta característica es utilizado para venderlo como MDMA. Su consumo en lugar de la MDMA puede ocasionar desagradables efectos secundarios y en dosis muy altas puede ocasionar problemas más graves.

Efectos

  • Dosis bajas provocan efectos estimulantes.
  • Dosis medias provocan efectos parecidos a una intoxicación con alcohol o cannabis.
  • Dosis altas son disociativas, es decir provocan una sensación de separación del cuerpo. Es una especie de alucinógeno. En esto se parece a los efectos de la ketamina o la PCP.
  • También es una sustancia supresora de la tos. Esta última característica hace que sea utilizada como ingrediente activo en muchos jarabes y pastillas para la tos y el resfriado.

Efectos secundarios

En medicina las dosis psicoactivas se consideran sobredosis, puesto que mayoritariamente su uso médico se centra en la propiedad que tiene para inhibir la tos y para esto se usan dosis más bajas. Esta relativa sobredosis puede provocar los siguientes efectos:

  • Presión sanguínea baja
  • Visión borrosa
  • Labios y uñas azulados
  • Espasmos de estomago, nauseas, vómitos y/o estreñimiento.
  • Ritmo cardiaco rápido, somnolencia, mareos, alucinaciones, espasticidad muscular, coma y/o efectos sobre el sistema respiratorio que pueden ir desde respiración lenta y forzada hasta ausencia de respiración.
  • Puede ocasionar efectos psicológicos desagradables como profunda desorientación, depresión, sensaciones de desintegración personal, sentimientos de irrealidad y desconexión que pueden persistir durante días.
  • El uso crónico puede causar depresión, dependencia y posibles daños cerebrales.
  • Se han descrito brotes psicóticos asociados al consumo de dosis altas.
Te puede Interesar
Trance al amanecer

Dosis y tiempos

Las dosis activas recreativas dependen mucho de la idiosincrasia del individuo. Están entre 100-1000 miligramos aproximadamente. Tarda entre 20 minutos y una hora en hacer efecto. Dosis bajas duran entre 4 y 6 horas, dosis altas duran 6 horas o mas.

Mezclas con otras drogas

No es recomendable mezclarlo con otras sustancias, como las anfetaminas o el éxtasis, ya que puede aumentar la toxicidad de éstas.

Contraindicaciones

  • No tomar si se están consumiendo IMAOS o ISRS (Fluoxetina, paroxetina, etc).
  • No tomar con algunos antihistamínicos como por ejemplo la terfenadina.
  • No mezclar con estimulantes (anfetamina, MDMA, etc.) por el riesgo de provocar un síndrome serotoninérgico.
  • La mezcla con opiáceos puede aumentar el riesgo de depresión respiratoria y muerte por sobredosis.
  • No tomar en el embarazo. Las sustancias disociativas pueden provocar daños cerebrales en el feto.
  • Mucho cuidado con la mezcla con alcohol porque puede agravar los efectos secundarios.
  • Evitar consumir junto con medicamentos para tratamientos sintomatológicos de la gripe y el constipado (antigripales, etc.) pues algunos pueden llevar DXM y se puede sufrir una sobredosis.

Farmacología

En una primer paso metabólico el DXM es transformado en dextrorfano. El dextrorfano es la sustancia activa que inhibe la tos y que provoca los efectos disociativos mediante un antagonismo no competitivo de los receptores NMDA. Aunque sea un derivado opiáceo no es ni un analgésico ni una sustancia sedante. Se absorbe rápidamente y su vida media es de alrededor de 4 horas.

Nos quedamos aquí y dejamos la metanfetamina para poderla tratar más extensamente en el siguiente capítulo de esta sección. Es suficientemente grave y peculiar esta adulteración como para dedicar un capítulo entero.

Hasta la próxima 🙂

Fuentes

  • Análisis de sustancias. Informe 2012: http://energycontrol.org/files/analisis/Informe_Analisis_ESP_2012.pdf
  • Dextrometorfano: http://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/adulterantes/362-dextrometorfano-dxm.html
  • DXM: http://www.erowid.org/chemicals/dxm/