Un tribunal de apelaciones brasileño ha aceptado pronunciarse sobre si las empresas y los agricultores pueden plantar cannabis en el país, lo que podría abrir la puerta al cultivo legal con fines medicinales e industriales después de que los esfuerzos legislativos se estancaron en los últimos años.

La decisión del Superior Tribunal de Justicia (STJ), máximo tribunal de apelaciones de Brasil para asuntos no constitucionales, se hizo pública el 14 de marzo y estableció su competencia para sentar un precedente a escala nacional en relación con la importación de semillas y la plantación de cannabis.

Ahora, todos los casos pendientes relativos al permiso para plantar cannabis en el país quedarán congelados hasta que el STJ tome una decisión definitiva, dijeron dos abogados que siguen el caso.

Brasil permite la venta y producción de productos derivados del cannabis, pero las empresas deben importar los ingredientes clave.

La decisión final del tribunal sobre el cannabis, que se espera para el próximo año, podría convertirlo en pionero en un tema desdeñado por muchos en el Congreso brasileño, de tendencia conservadora, como la sentencia del Tribunal Supremo de 2011 que allanó el camino para el matrimonio entre personas del mismo género.

Brasil ha prohibido el cultivo de Cannabis sativa L, la planta de la que se obtienen el cáñamo y la marihuana. Investigadores y empresas cannábicas han argumentado que el clima tropical de Brasil es ideal para convertirlo en uno de los principales proveedores mundiales.

Los defensores argumentan que la prohibición de cultivar en el país eleva el costo final de los medicamentos para los consumidores, que deben depender de las importaciones.

Te puede Interesar
Detenido en Sevilla un militar de la comitiva de Jair Bolsonaro con 39 kilos de cocaína

“El Congreso tiene un poco de miedo a decidir sobre la cuestión del cannabis, ya que es controvertida”, dijo Arthur Arsuffi, abogado que representa a la empresa biotecnológica DNA Solucoes em Biotecnologia en el caso ante el STJ. “Así que eso ha aplazado una decisión y, dado el número de demandas, el poder judicial acaba teniendo que resolver la cuestión”.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.