Responsable del área en el Ministerio de Justicia, Marta Machado afirma que este será uno de los temas prioritarios del Consejo Nacional de Políticas sobre Drogas

La secretaria nacional de Políticas sobre Drogas y Gestión de Activos del Ministerio de Justicia, Marta Machado, afirmó que la regulación del cultivo de Cannabis para fines medicinales en Brasil será una de las principales agendas del Consejo Nacional de Políticas sobre Drogas.

El gobierno de Lula (PT) tiene como objetivo regular el cultivo de Cannabis para fines medicinales en Brasil como reemplazo de las importaciones de productos, según afirmó Marta Machado.

Actualmente, la plantación solo está permitida en casos en los que se obtenga una decisión judicial favorable. En marzo, el ministerio ya había defendido en un proceso que el STJ (Superior Tribunal de Justicia) autorice el cultivo en Brasil.

En la manifestación, el ministerio considera apropiada una amplia y adecuada regulación de la importación y cultivo de cannabis con baja concentración de THC (el componente que genera efectos psicoactivos), para fines industriales, farmacéuticos y medicinales.

En una entrevista con Folha, la jefa de SENAD afirmó que la autorización del cultivo será una de las principales agendas del CONAD (Consejo Nacional de Políticas sobre Drogas). También forman parte del consejo miembros del Ministerio de Salud, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) y la Policía Federal, entre otros.

Según Marta Machado, la idea es discutir cuál es el mejor modelo de regulación para el país. La intención es reducir el precio de los productos a base de Cannabis y, con ello, evitar la judicialización que ocurre en todo el país.

Te puede Interesar
Aplazan en Brasil votación sobre cultivo de marihuana con fines medicinales

La justicia ya ha otorgado más de 2,000 autorizaciones de cultivo en Brasil. Desde su perspectiva, el panorama actual es de distorsión porque hay poco control.

“Hay modelos que permiten esta autorización solo para la industria farmacéutica, otros reconocen a las asociaciones. SENAD no tiene ningún modelo a priori, la intención es discutir ampliamente con todos los actores involucrados un sistema prudente de regulación, supervisión y monitoreo que evite el desvío para uso recreativo y que priorice la producción local y la industria brasileña con capacidad para ingresar a este mercado”, agregó.

La posición de la secretaria refuerza lo que el ministerio expresó ante el STJ.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.