En la mesa ‘Hacia la regulación del uso del cannabis con finalidad terapéutica’ del XXVIII Congreso de Derecho Sanitario

La presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), Carola Pérez, ha pedido la regularización del uso terapéutico de los derivados de este compuesto para que los pacientes puedan ser acompañados en sus procesos por su médico y su farmacéutico, lo que demandó durante el desarrollo de la mesa que se celebró sobre este tema en el XXVIII Congreso Nacional de Derecho Sanitario, organizado por la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS).

Farmacéuticos y médicos, únicos dispensadores y prescriptores

Esta cita estuvo moderada por el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Jesús Aguilar, que dio comienzo a la misma revisando las recomendaciones, entre las que se encuentra que estos preparados deberían entregarse «a partir de la red de farmacias del sistema de salud».

Carola Pérez insistió en que la sociedad ya es madura para poder distinguir entre el uso recreativo del cannabis y las aplicaciones terapéuticas de sus derivados. Por ello, es necesario una regularización que permita que los pacientes estén acompañados por el farmacéutico y el médico en su tratamiento.

Esta regularización permitirá que puedan hacerse estudios clínicos y, por lo tanto, una mejor información y formación de los profesionales. Pérez observó que ser los últimos en este proceso posibilitará aprovechar el conocimiento ya adquirido por los países que ya normatizaron las terapias con cannabinoides.

Te puede Interesar
¿Qué quiere hacer el PSOE con el cannabis? "Su postura es bastante contradictoria"

La legislación, garantía de seguridad

En este sentido, el director de la Asesoría Jurídica del CGCOF, Álvaro Echevarría, informó de que en la convención Única sobre estupefacientes, en 2020, el cannabis pasó de la lista VI, que incluye sustancias «particularmente nocivas por sus propiedades adictivas, con escaso valor terapéutico», a la I. Así, dejaron de estar prohibidas las actividades con el cannabis para su investigación y uso médico.

Esta medida favorece un «marco regulatorio que garantice las buenas prácticas, la calidad, la innovación y el desarrollo de la investigación», continuó Álvaro Echevarría, que añadió que, en estas circunstancias, los productos del cannabis serán tratados como medicamentos. La legislación que aplicará será la propia de los fármacos, que está armonizado en el ámbito de la Unión Europea (UE), que es la más exigente que hay.

Por lo tanto, los medicamentos derivados del cannabis se benefician de todas las garantías de seguridad y, también, de independencia de intereses entre quien los prescribe y quien los fabrica, tal y como se puso de manifiesto en este encuentro.

Por su parte, el presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de la provincia de Badajoz (ICOMBA), el doctor Pedro Hidalgo, argumentó que aún hay mucho desconocimiento sobre estos productos y hay que evitar que intereses económicos que no están vinculados con la salud favorezcan usos no adecuados.

Te puede Interesar
Cuatro alternativas para regular y legalizar el cannabis en España

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.