El Parlamento de Albania ha dado un paso histórico al legalizar el uso de cannabis para fines medicinales, transformando la imagen de un país anteriormente asociado con el tráfico de marihuana en Europa

El Parlamento de Albania aprobó una ley para permitir el cultivo controlado y limitado de plantas de cannabis para uso médico, en una votación que se saldó con 69 votos a favor y 23 en contra. La medida, que ha sido fuertemente criticada por la oposición, marca un cambio significativo en un país que en el pasado era un centro neurálgico para el tráfico de marihuana en Europa.

La nueva legislación ha generado interrogantes sobre cómo se regulará el cannabis medicinal, pero el gobierno confía en que esta iniciativa pueda aumentar los ingresos fiscales a través de la producción limitada.

El cultivo de marihuana floreció en Albania en el pasado, aprovechando la falta de gobernanza sólida después de la era comunista. Sin embargo, desde que el gobierno del Partido Socialista llegó al poder en 2013 bajo el liderazgo del Primer Ministro Edi Rama, la erradicación de las plantas de cannabis se convirtió en una prioridad nacional.

Durante los siguientes dos años, se destruyeron millones de plantas con un valor estimado de 7 mil millones de euros, más de dos tercios del producto interno bruto del país en aquel momento.

Te puede Interesar
Suiza estudia rebajar sus leyes sobre el consumo de cannabis y marihuana

El proceso no estuvo exento de violencia. En 2014, un oficial de policía fue asesinado durante una operación en un pueblo del sur, y la policía fue objeto de ataques con armas automáticas y cohetes por parte de los cultivadores de drogas.

A pesar de los esfuerzos por erradicar la producción, Albania aún se encuentra entre las principales rutas de tráfico de drogas duras. Si bien la policía sigue interviniendo en casos aislados de cultivo de cannabis, estas acciones son mucho menos frecuentes que hace una década.

La legalización representa una reconfiguración en la política albanesa hacia el cannabis, mostrando un enfoque más pragmático y regulado, y refleja una tendencia creciente en Europa y el mundo hacia la aceptación y regulación de la marihuana para fines terapéuticos.

 

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.