El Partido Cannábico Luz Verde ha obtenido sus dos primeros concejales en una localidad española. Lo ha hecho en Murillo el Fruto, el pueblo de Navarra que era su única apuesta junto a las alcaldías de Madrid y Barcelona.

«Con esos dos concejales vamos a empezar a poner voz a esa gente a la que no se tenía tan en cuenta y a plantear la posibilidad de instalar una fábrica de cáñamo industrial», responde a El Independiente Aitor Murillo, uno de los integrantes de la candidatura. 

En el municipio, de 700 habitantes, se ha impuesto la única candidatura rival, Adelante Murillo, que se ha llevado los restantes 5 ediles. El partido cannábico ha cosechado 121 votos frente a los 253 de la lista vencedora en los comicios municipales. Se ha quedado a ocho sufragios del tercer edil.

En Murillo, a 68 kilómetros de Pamplona, el programa cannábico prometía trabajar para “conseguir la instalación de una planta de procesado de cáñamo, que generará ingresos y creará empleo para nuestra localidad”. Un proyecto que tendría que salvar primero el plácet vecinal.

«Cannabis democrático»

Desde el Partido Cannábico han celebrado los resultados. «Estamos contentos con el resultado cosechado y preparados para ser el único partido en reivindicar el cannabis frente a la ola de la derecha que se avecina en las generales de España», han indicado.

«Culpamos al PSOE de haber desaprovechado un gobierno de izquierdas para legalizar el cannabis en España, aunque sea el uso medicinal, que se ha quedado en el aire con este adelanto electoral. Volveremos a ilusionar a los votantes abstencionistas frente a la derecha en las generales con más cannabis democrático», ha agregado la formación.

Te puede Interesar
Soluciones para los clubs de cannabis de Barcelona

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.