Expertos médicos abogan por la exploración de tratamientos innovadores para enfrentar los desafíos emocionales en pacientes con cánceres ginecológicos en fase avanzada

En un reciente comentario publicado en el ‘International Journal of Gynecological Cancer‘, expertos médicos del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas hacen un llamado a dejar de lado las evasivas y explorar el uso de la psilocibina y otros psicodélicos para aliviar la angustia emocional que enfrentan las mujeres con cánceres ginecológicos en fase avanzada. Estos expertos argumentan que las terapias convencionales, como la terapia cognitivo-conductual, pueden ser lentas y requieren mucha resistencia, mientras que los psicodélicos han mostrado ser prometedores en el tratamiento de síntomas psicológicos diversos, incluida la angustia asociada al final de la vida.

Las mujeres que luchan contra cánceres ginecológicos avanzados a menudo enfrentan desafíos físicos y emocionales a lo largo de su tratamiento. Los efectos secundarios crónicos y la incertidumbre existencial derivada de la enfermedad y el miedo a la muerte pueden generar una angustia abrumadora. Según los expertos, aproximadamente una cuarta parte de las pacientes con cáncer de ovario manifiestan depresión, ansiedad y angustia ante la muerte, lo que afecta negativamente su calidad de vida y bienestar mental.

Los estudios previos sugieren que la psilocibina, el componente activo de las ‘setas mágicas’, junto con otros psicodélicos, podrían proporcionar una solución prometedora para aliviar estos síntomas emocionales. Los datos disponibles indican que la psilocibina es igualmente efectiva que los antidepresivos tradicionales, pero con pocos o ningún efecto secundario. Además, se ha observado que la psilocibina actúa rápidamente en solo una o dos sesiones de terapia, lo que podría marcar una diferencia significativa para las pacientes con cánceres ginecológicos avanzados.

Los expertos resaltan la necesidad de investigar más a fondo los psicodélicos y la psilocibina en particular, priorizando la seguridad y diseñando protocolos adecuados para esta población vulnerable. Destacan que los resultados de ensayos clínicos recientes son alentadores, demostrando efectos antidepresivos sostenidos que pueden durar hasta seis meses con solo una o dos dosis de psilocibina. Además, los temores sobre posibles abusos recreativos o problemas de salud mental asociados con el uso de psicodélicos no se han materializado, lo que indica un perfil de seguridad prometedor.

Te puede Interesar
Dos estudios abren la puerta al uso de drogas psicodélicas con fines médicos

Para avanzar en este campo, los autores tienen previsto iniciar un ensayo en 2024 para analizar cómo la psilocibina puede impactar la ansiedad y la depresión en pacientes con cánceres avanzados. Con la esperanza de proporcionar una nueva esperanza y alivio a estas mujeres que enfrentan desafíos emocionales significativos, los investigadores están decididos a explorar tratamientos innovadores y prometedores para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cánceres ginecológicos en fase avanzada.

Acerca del autor

Raúl del Pino es un destacado psiconauta, escritor y autoridad en sustancias psicoactivas, especialmente psicodélicos. Fundador de www.psiconautica.org en 1996, el primer portal en lengua hispana sobre drogas, se ha enfocado en los Estados Modificados de Conciencia y la Psicología Transpersonal. Autor del libro "Sexo, tantra y MDMA", Raúl combina rigor científico con introspección personal, explorando la relación entre psicoactivos, sexualidad y prácticas espirituales. Su trabajo contribuye significativamente a la comprensión y uso responsable de sustancias psicoactivas.