Solo para fines terapéuticos. Gobierno promulgó la ley que autoriza producción artesanal del aceite de esta planta. Este era un pedido urgente de colectivos y pacientes.

Con una población de pacientes que cada vez más necesita de la planta para tratar sus diferentes enfermedades, la producción artesanal del aceite de cannabis medicinal se abrirá paso en el Perú. Esto luego de que el Gobierno promulgara ayer en el diario El Peruano la ley que autoriza –a las personas inscritas en el Registro Nacional de Pacientes Usuarios del Cannabis– la obtención de una licencia para el cultivo y la elaboración, mediante asociaciones, sin necesidad de depender de un laboratorio que suele vender sus productos a elevados precios.

No serán criminalizados

Según la norma que incorpora y modifica artículos de la Ley N° 3068, la licencia viabiliza el cultivo, procesamiento, transporte y almacenamiento de cannabis y sus derivados para fines medicinales y terapéuticos, exclusivamente para los titulares o los pacientes.

“Lo que se busca es garantizar el acceso al cannabis a los pacientes que lo necesiten, y que quienes producen sus propios derivados dejen de ser criminalizados y mejoren su calidad de vida”, señaló Ana Álvarez, presidenta de la asociación Buscando Esperanza Perú.

Explicó que esta lucha empezó el 2015 para que se tenga un acceso democrático al cultivo, de forma directa y segura.

Te puede Interesar
El cannabis, un alivio para los pacientes aún con acceso limitado en Perú

“Estamos satisfechos de que se haya logrado. Es una reivindicación a muchos cultivadores y pacientes. Ahora esperamos la reglamentación y que sea viable y no nos pongan tantas trabas. Desde ya agradecemos al congresista Alberto de Belaunde que hizo suya esta lucha”, dijo Álvarez a La República.

El autocultivo asociativo de cannabis fue una petición planteada al Congreso por la asociación Buscando Esperanza Perú y Gotas de Esperanza fundada por la activista Francesca Brivio y la Federación de Cannabis Medicinal (Fecame).

Ella, incluso, emitió el 2020 una carta pública al entonces presidente Martín Vizcarra.

Dirandro para el control

Hace unos días, el Congreso aprobó la norma que modifica la ley vigente que regula el uso terapéutico de la marihuana y sus derivados. Esta, ya promulgada, establece que el Ministerio del Interior, a través de la Dirección Antidrogas (Dirandro), “realice y apruebe el protocolo de seguridad, con el fin de garantizar la intangibilidad física del cannabis y sus derivados para uso terapéutico, así como del producto terminado”.

Esta mencionada ley beneficiará a más de 50.000 personas y a sus familias que recurren a dicha planta para calmar distintos dolores producto de esclerosis múltiple, epilepsia, etc.

El uso terapéutico del cannabis está legalizado a nivel nacional desde el 2017; sin embargo, su venta y distribución estuvo limitada a unas cuantas farmacias.

Te puede Interesar
Así serán las licencias para la producción de cannabis en Ecuador

Fuente