Inicio Noticias Unidas Podemos reivindica su ley del cannabis para “luchar contra la despoblación”...

Unidas Podemos reivindica su ley del cannabis para “luchar contra la despoblación” y recaudar 3.000 millones al año

192
0

“Podríamos conseguir que la producción, procesado y venta del cannabis suponga una gran oportunidad para pequeños y medianos agricultores y pequeñas y medianas empresas y autónomos”, valora Pablo Echenique

La España Vaciada podría beneficiarse de la legalización del cannabis. O, al menos, así lo creen desde Unidas Podemos. Una de sus diputadas y principales impulsoras de la ley, Lucía Muñoz, asegura que su normativa ayudará a “vertebrar España” y a “luchar contra la despoblación”. ¿Cómo? A través de exenciones fiscales y tasas más bajas para el cultivo de cannabis en áreas con baja densidad de población, con el objetivo de dinamizar sus economías.

El grupo confederal registró el pasado mes de octubre su ley en la Cámara Baja. En su propuesta, plantean que se permita la tenencia y consumo de productos del cannabis, así como su cultivo, distribución y venta, con el fin de revertir el enfoque «prohibicionista» actual en España. “Nos parece que hay problemas en nuestro país que la regulación del cannabis puede ayudar a solventar”, explica Muñoz.

La parlamentaria quiere evitar la “caricaturización” del cannabis. “Es un tema en el que hay que profundizar de manera seria y que afecta a millones de personas”, ahonda. Según datos de la última encuesta EDADES 19/20 del Plan Nacional sobre Drogas (PNSD), más de diecisiete millones de personas han consumido alguna vez cannabis y alrededor de un millón de personas lo hace todos los días en España.

La idea en la que trabajan es que la legislación evite “la acumulación de licencias y que sitúe ventajas comparativas e incentivos a la producción en la España vaciada y en aquellos territorios que han sido víctimas de la desindustrialización”, en palabras de su portavoz parlamentario, Pablo Echenique. “Podríamos conseguir que la producción, procesado y venta del cannabis suponga una gran oportunidad para pequeños y medianos agricultores y pequeñas y medianas empresas y autónomos”.

Una propuesta que en la plataforma de la España Vaciada no han entrado todavía a valorar por la complejidad del tema. Si bien es cierto que antiguamente en las zonas rurales se producía cáñamo, que más adelante se prohibió, esta propuesta también podría generar problemas relacionados con la seguridad, como el robo en los cultivos. A priori, la norma de Unidas Podemos cuenta con el apoyo de los socios parlamentarios del Gobierno, pero su socio de Gobierno se resiste: el PSOE bloqueó junto con PP y Vox el trámite de la ley que presentó Más País, la formación de Íñigo Errejón.

Los plazos que manejan desde el grupo confederal es que el primer debate parlamentario se produzca el primer o segundo trimestre de 2022, para tratar de convencer a su socio de gobierno de que les dé su apoyo. De lo contrario se abriría una brecha entre PSOE y UP en el Congreso: hasta la fecha se han apoyado mutuamente en todas las leyes presentadas.

Te puede Interesar
Ley Integral del Cannabis: preguntas y respuestas

“Una tercera parte de los impuestos iría a Sanidad, Educación y Agenda 2030”

Otro de los argumentos en los que se apoya Unidas Podemos para defender la ley es en el aspecto económico. Muñoz hace hincapié en que es un aspecto “potente” pero no “el más importante”. “Es una gran oportunidad económica, podemos perder dinero o tener una ventaja competitiva con otros mercados”, sintetiza la parlamentaria, que asegura que el debate no es “si habrá ley” sino “cuándo la habrá”.

Aunque en la formación son conscientes de la dificultad de dar cifras exactas, uno de los estudios que manejan como “primera aproximación al debate económico” es el realizado por la Unidad de Políticas de Drogas del Servicio de Psicología y Logopedia de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Este estudio cifra en 8.514 millones de euros anuales el volumen del negocio total, lo que equivaldría a una recaudación de 3.312 millones de euros para el Estado.

Muñoz añade que, según los datos que manejan desde su formación, a estas cifras se le deberían ‘restar’ los 4.200 millones de euros que el Estado se gasta en persecución. “Hay que sumar los ingresos que generas más el ahorro que tienes”, explica. Aun así, admite que hay variables difíciles de cuantificar y que metodológicamente es complicado saber cuál será la cifra final.

El jurista y portavoz de la Plataforma Regulación Responsable, Bernardo Soriano, que dirige un despacho especializado en proyectos basados en cannabis, cáñamo y CBD, propone “extrapolar datos de mercados regulados ya existentes, similares al de España”. “El mejor ejemplo sería el Estado de Colorado (EEUU), entre ocho y nueve  veces más pequeño que España. Entre los años 2014 y 2021 la recaudación ha aumentado por once”, afirma. “No porque haya consumido más gente, los niveles de consumo se han mantenido estables, sino porque esos consumidores se han pasado al mercado regulado”.

Además, Soriano incide en que por ley se regula que el objetivo de las tasas y los impuestos “tiene que ser lograr la transición efectiva de los usuarios al mercado regulado”. “La recaudación, al igual que sucede con el tabaco, deriva en que dos terceras partes se destinen a Sanidad, Educación y Agenda 2030, devolviendo así a la sociedad lo se aporta con este consumo”, valora.

Te puede Interesar
La Comisión Europea afirma que el cáñamo industrial es un estupefaciente

Por su parte, Augusto Vitale, psicólogo de profesión, y uno de los impulsores de la regulación del cannabis en Uruguay, añade que “con lo recaudado” se podría “recaudar para elaborar mejores campañas de prevención, mejores dispositivos cercanos a la gente que los necesita”. “Así se podría tratar problemas de reducción de daño o de tratamiento de adicciones o de dependencia, pero no solo en cannabis”.

El ejemplo de Alemania para presionar al PSOE

Para añadir más presión a sus socios, los morados han organizado este lunes unas jornadas en el Congreso, en las que han participado diferentes organizaciones y voces de este espacio, en las que la España Vaciada ha estado muy presente, y tampoco han faltado las apelaciones a su socio de Gobierno. “Sólo falta el PSOE para configurar en el Congreso la mayoría parlamentaria que ahí afuera ya es mayoría social. Si los 120 escaños del PSOE votan como piensan la mayoría de sus votantes, tenemos una mayoría de 195 escaños para regular el cannabis”, ha sido el aviso de Echenique.

El ejemplo de Alemania, con un gobierno compuesto por socialdemócratas, verdes y liberales, ha acordado legalizar la venta de cannabis para uso recreativo entre adultos y desde tiendas con licencia, es la baza que exhiben en Unidas Podemos para convencer al área socialista del Ejecutivo. ”Estoy seguro de que, si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llama a su homólogo alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz, le puede dar muchos argumentos de por qué esto es una muy buena idea», ha insistido Echenique. En el PSOE han trasladado el debate a una subcomisión en el Congreso, que únicamente se ciñe al uso medicinal de la planta. Pero para los morados eso es del todo insuficiente.

“A nosotros nos parece que es importante que los debates se den a la vez”, valora Muñoz, “el riesgo que veo en que solo se debata el uso medicinal es una criminalización del usuario que hace un uso recreativo del cannabis, y eso no puede ser”. “Ahora hemos conseguido que en el Congreso haya dos espacios diferenciados –subcomisión y pleno– que al mismo tiempo van a debatir sobre cuestiones que están entrelazadas pero con visiones diferentes”, zanja la diputada.

Fuente