Los permisos se otorgarán a vendedores, productores y micronegocios con la intención de estimular la industria legal del cannabis

El estado de Nueva York dará hasta 1.445 nuevas licencias para negocios de marihuana durante las próximas semanas, en un intento por estimular la industria legal del cannabis.

Según informan medios locales, las licencias se otorgarán a vendedores, pero también a productores o micronegocios que han tenido problemas para entrar en el mercado por los múltiples problemas burocráticos y legales que han seguido a la legalización, establecida en 2021, del uso recreativo de la marihuana en el estado.

A finales de 2022 abría la primera tienda legal para la venta de marihuana recreativa en Nueva York. Desde entonces, apenas 40 negocios permanecen abiertos en todo el estado, aunque las autoridades estatales esperaban contar al menos 150 negocios para finales de este año.

Y es que muchos dispensarios legales de cannabis no pueden competir con el mercado ilegal de marihuana, que a veces es casi indistinguible de las operaciones autorizadas.

Con las nuevas licencias, las autoridades quieren dar prioridad a los negocios que ya tienen locales alquilados o en propiedad. Comenzará a otorgarlas a partir de enero o febrero.

El pasado noviembre, The New York Times informaba de un exceso de reservas de más de 270.000 kilos de cannabis que languidecía en almacenes por los retrasos en la apertura de tiendas legales, muchas atascadas en procesos judiciales o burocráticos.

Te puede Interesar
Así construye Nueva York el negocio de la marihuana legal

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.