El Gobernador del popular estado de USA vetó un proyecto de ley

A juzgar por las últimas encuestas, el 66% de los habitantes de Florida, incluida una mayoría de republicanos, están dando su apoyo a la Enmienda 3, la iniciativa de legalización de la marihuana que aparecerá en la boleta electoral de noviembre. Ron DeSantis -el actual gobernador- no oculta su visión y está haciendo una campaña activa en su contra. Sin embargo, en las últimas horas vetó un proyecto de ley que buscaba prohibir productos derivados del delta-8 THC, como vaporizadores y comestibles, a pesar de apoyar un programa de cannabis medicinal en el estado.

Aunque se opone a la legalización de la marihuana recreativa, el mandatario consideró que la prohibición podría perjudicar a pequeñas empresas que operan legalmente y dependen de los ingresos generados por estos productos. Al vetar la propuesta, destacó que una negativa podría tener un impacto poco agradable en las pequeñas empresas establecidas que dependen del comercio legal de productos derivados del cannabis.

Según su perspectiva, una regulación adecuada proporcionará estabilidad tanto a los negocios como a los consumidores. “El veto es una medida para evitar que las pequeñas empresas, que operan dentro de la legalidad, sufran un golpe económico por la prohibición de productos que son parte fundamental de su negocio,” explicó el gobernador en su comunicado.

En ese sentido, instó a la legislatura a revisar el tema del cannabis en su próxima sesión y a desarrollar un marco regulatorio para la fabricación y venta de cannabis y sus derivados. Siguiendo por esa línea, insistió en la necesidad de regulaciones que aborden la calidad, el etiquetado, la comercialización y el embalaje de estos productos, con especial atención a la protección de los menores.

Te puede Interesar
Yellen aboga por una legislación en EE.UU. para facilitar el acceso bancario al sector del cannabis

“Una regulación sensata y no arbitraria proporcionará a las empresas y a los consumidores la estabilidad que tanto necesitan: salvaguardando la salud y la seguridad públicas, permitiendo que florezca la industria legítima y eliminando a los malos actores del mercado”, escribió con seguridad.

Situación actual del Cannabis

La ley agrícola de 2018 permitió la producción de cannabis y ciertos derivados, siempre y cuando no contengan más del 0.3% de THC, el componente psicoactivo. Estos productos actualmente solo pueden venderse legalmente en dispensarios de marihuana medicinal con licencia estatal en Florida.

El gobernador expresó su preocupación por la posibilidad de que estos productos lleguen a manos de menores y enfatizó la necesidad de establecer medidas claras para evitar que ocurran lagunas en la legislación que permitan la venta no regulada de cannabis. “A medida que la producción y el uso del cannabis continúa aumentando, debemos garantizar que dichos productos sean seguros y que existan medidas adecuadas para proteger a los niños”, afirmó.

Según un análisis del Proyecto de Política de Marihuana (MPP), desde la legalización de la venta de cannabis en los estados de Colorado y Washington en 2014, se generaron más de 20,000 millones de dólares en impuestos en todo Estados Unidos. Esto subraya la importancia económica de la industria del cannabis, destacando la necesidad de regulaciones que permitan su crecimiento mientras se protegen los intereses del público.

Te puede Interesar
La campaña para legalizar la marihuana en Florida logra 100.000 firmas en 20 días

En definitiva, el veto del gobernador a la prohibición del delta-8 THC en Florida resalta su enfoque en equilibrar el crecimiento económico de las pequeñas empresas con la necesidad de un marco regulatorio robusto que proteja a los consumidores.

Fuente

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.