Secretos de los cannabinoides

En esta ocasión vamos a hablar sobre los principales cannabinoides presentes en el cannabis, desgranando tanto los efectos que producen  como las diferentes formas en las que podremos vaporizarlos.

Lo primero que debemos saber es qué es un cannabinoide, ya que esta será la base para entender que un mismo cannabinoide, en su forma activa, tendrá un efecto diferente a cuando aún no ha pasado el proceso de oxidación.

¿Qué es un cannabinoide?

Los cannabinoides son moléculas presentes en el cannabis, responsables del efecto causado. Dependiendo del porcentaje que contenga de cada cannabinoide, la flor en cuestión producirá un efecto u otro.

Aunque en la actualidad se sigue investigando, ya se conocen más de 100 cannabinoides diferentes presentes en el cannabis. Al haber tanta diversidad las posibilidades de interacción son considerables.

Esta peculiaridad hace que podamos encontrar diferentes efectos en el cannabis, aun habiendo la misma proporción de los más importantes, como son THC o CBD, ya que ven alterado su efecto al combinarse con otros menos presentes pero igual de importantes.

Estos cannabinoides minoritarios serían lo que es la sal para la cocina, un potenciador de los cannabinoides mayoritarios, consiguiendo obtener un mayor espectro de efectos. Esta singularidad hace del cannabis una planta con infinidad de aplicaciones terapéuticas, que pueden ir desde un simple dolor de cabeza, hasta ciertas enfermedades raras.

Genética CBD-rich a unos dias de su corte
Genética CBD-rich a unos dias de su corte

Tipos de cannabinoides

Los cannabinoides los podemos diferenciar en tres tipos, dándose la singularidad de que el mismo cannabinoide en su forma ácida, que sería como se encuentra en la planta, hace un efecto diferente al cannabinoide tras su oxidación, pasando a ser, en la mayoría de situaciones, psicoactivo.

El tercer grupo lo formarían cannabinoides que tras su degradación se convierten en otro cannabinoide cuyo efecto es diferente a su predecesor. El cannabinoide más conocido de dicho grupo es el CBN, qué proviene de la degradación del THC, que en su forma ácida es THCA.

CBG

Este cannabinoide, además de no ser psicoactivo, lo encontramos en cantidades ínfimas, ya que la forma ácida del cannagigerol es un efecto precursor del THCA y del CBDA, llegando a ser considerado como el responsable de la alteración de ratios THC:CBD, pues dependiendo del contenido y la forma molecular del CBG éste proporcionará uno u otro ratio THC:CBD. Pese a esta pequeña presencia, el CBG es un cannabinoide que ofrece muchas esperanzas en las enfermedades tumorales, ya que se están realizando múltiples estudios con resultados satisfactorios.

Además, este singular cannabinoide tiene unas virtudes muy especiales ya que con él se pueden tratar desde los síntomas producidos por la enfermedad de Chron, hasta favorecer el crecimiento óseo. Bajo mi punto de vista, y a pesar de su escasa presencia, creo que va a ser unos de los cannabinoides más útiles en lo que tiene que ver con el cannabis medicinal.

Otra peculiaridad del CBG es que lo podemos encontrar tanto en el cannabis como en el cáñamo industrial, que incluso contiene más porcentaje de CBG que el cannabis comercial.

Gracias a todas estas peculiaridades, la vaporización de este cannabinoide es algo complicado si no tenemos previamente una genética rica en CBG, por lo que para asegurarnos de vaporizarlo lo haremos a altas temperaturas.

THCA

El THCA es el precursor del THC, por lo que este cannabinoide lo encontraremos especialmente en hierbas vivas. Para poder vaporizarlo, debemos introducirnos en el controvertido mundo de las extracciones. Éstas pueden ser extraídas de forma mecánica o mediante solventes, pero siempre ha de realizarse con hierbas frescas y sin dejar que la extracción se oxide. Por esta razón, la extracción más recomendable para aprovechar el máximo posible este cannabinoide sería el charas fresco, sin llegar a descarboxilar con la temperatura o el tiempo de curado, por lo que una vez quitada la humedad, sería recomendable meterlo en el frigorífico y consumirlo en un máximo de un mes.

Te puede Interesar
Actualización sobre el conocimiento de los compuestos de cannabis, incluidos 125 cannabinoides

Las aplicaciones terapéuticas del THCA son principalmente como antiinflamatorio y neuroprotector, aunque se está estudiando en pacientes con problemas estomacales y desórdenes alimenticios.

Dicho cannabinoide es recomendable vaporizarlo, a ser posible, con un gasificador, ya que al solo recibir un golpe de calor no hará el proceso de descarboxilación antes de ser inhalado. Además, bastará con colocar el vaporizador o gasificador a altas temperaturas ya que estamos vaporizando una extracción.

Flores recien cosechadas a punto de congelar y extarer resina
Flores recien cosechadas a punto de congelar y extarer resina

CBDA

El CBDA es la forma ácida del CBD, por lo que al igual que hacemos con el THCA, este cannabinoide lo vaporizaremos en forma de extracción, practicándola siempre con la técnica “Fresh & Frozen” para que no se transforme el CBDA en CBD.

Este cannabinoide lo encontramos principalmente en variedades CBD-rich, por lo que gracias a esto, cada día son más las genéticas que lo contienen, haciendo posible la elaboración de muchos más estudios que van confirmando sus propiedades antiinflamatorias. El CBDA es muy adecuado sobre todo para pacientes con problemas de úlceras y nauseas crónicas. Las personas con estas dolencias han visto en este cannabinoide la solución perfecta para calmar sus síntomas, ya que al ser problemas estomacales suelen empeorar con el uso de fármacos convencionales.

THC

El Delta-9-Tetrahidrocannabinol o THC es uno de los cannabinoides más presentes en el cannabis. Este cannabinoide, tanto por su presencia como por el porcentaje en el que lo encontramos, es uno de los más  importantes y estudiados. Esto se debe a que siempre se le ha atribuido al THC el efecto causado por el cannabis, ya sea a nivel medicinal o lúdico, pues el THC es el cannabinoide más psicoactivo.

Otro dato a destacar sobre el THC es que es el único cannabinoide ilegal en España, por lo que las plantas con un ínfimo porcentaje de THC, son totalmente legales. Estas genéticas se conocen comúnmente “cáñamo industrial”.

Cuando consumimos THC de forma lúdica obtenemos un efecto conocido como “high” que englobaría: hiperactividad, euforia, mayor agudeza sensorial, bienestar mental o aumento de la creatividad entre otros.

Por otra parte, el THC tienes grandes propiedades medicinales, las cuales principalmente son:

Analgésico: Consiguiendo reducir dolores, como puede ser el típico dolor de cabeza.

Ansiolítico y antidepresor: Reduciendo los problemas de ansiedad, aunque para ciertos trastornos mentales, como la esquizofrenia, se desaconseja el consumo de THC.

Antiinflamatorio: Siendo hasta veinte veces más fuerte que la aspirina.

Antiespasmódica: Reduce los espasmos y las convulsiones.

Antiemético: Consigue reducir las náuseas y vómitos, algo muy valorado sobre todo por los pacientes que reciben quimioterapia.

Broncodilatador: ayuda a los asmáticos a respirar con menos dificultad.

Antioxidante: Lucha contra los radicales libres responsables de la vejez celular.

Además, el THC está indicado para tratar otras enfermedades como pueden ser la epilepsia o el glaucoma, siendo utilizado incluso como antitumoral.

Este cannabinoide lo vaporizaremos entre 150 y 170 grados Celcius, utilizando hierbas secas o curadas. Mientras que si lo vaporizamos en forma de extracción tendremos que subir la temperatura a 215 grados Celcius, por lo que recomiendo su consumo en forma de hierba.

Budder con alto contenido en THCA (Técnica Fresh_Frozen)
Budder con alto contenido en THCA (Técnica Fresh_Frozen)

CBD

El CBD o cannabidiol es uno de los cannabinoides más presentes en el cannabis y, pese a que durante años pasó desapercibido, actualmente es el cannabinoide de moda.

Este cannabinoide es especialmente buscado por los consumidores medicinales. Entre otras cosas, los pacientes buscan CBD porque no es psicoactivo, siendo además un antagonista del THC y contrarrestando el efecto de éste. Esta interacción también provoca una mayor duración del efecto del THC, llegando incluso a doblar el tiempo del efecto deseado, con la misma cantidad de THC.

Las propiedades medicinales del CBD son muchas y variadas, de hecho es el cannabinoide más usado a nivel medicinal, destacando su uso como:

Analgésico y antiinflamatorio: Siendo muy adecuado para el tratamiento de enfermedades musculares, ya sean leves, como una contractura, o enfermedades de mayor envergadura como pueden ser miopatías.

Ansiolítico y antidepresor: Reduciendo el estado de ansiedad y otorgándonos un estado de relajación y bienestar.

Hipotensor y regulador del sueño: Bajando la tensión y consiguiendo estabilizar el sueño, reduciendo los problemas de insomnio.

Te puede Interesar
Descubrimientos relevantes sobre el Cannabis: Una mirada a su impacto creciente

Antiisquémico y antidiabético: Dos propiedades muy valoradas por pacientes de la tercera edad, que ven cómo se estabilizan sus niveles de azúcares, reduciendo además el riesgo de obstrucción en las arterias.

Antiepiléptico y antiespasmódico: Consiguiendo reducir las convulsiones y ataques epilépticos.

Fruto de todas estas propiedades medicinales, a día de hoy ya disponemos cepas específicas con alto contenido en CBD, conocidas popularmente como genéticas CBD-rich. Estas variedades las vaporizaremos entre 170 y 200 grados Celcius.

CBC

Es un cannabinoide muy raro y difícil de encontrar. Cuando lo encontramos se expresa en un porcentaje ínfimo, aunque gracias a la interacción con otros cannabinoides (principalmente con el THC) hace que se potencie, otorgándonos multitud de aplicaciones terapéuticas

Al CBC, a pesar de ser poco investigado, ya se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y antibióticas. Las personas con cefaleas o migrañas crónicas han visto en el CBC un gran remedio a sus molestos síntomas, consiguiendo incluso regular el sueño en pacientes que sufren de insomnio por estas dolencias.

El CBC lo podemos consumir en forma de extracción (sin necesidad de realizar la técnica “Fresh & Frozen” antes mencionada) o en forma de hierbas. La temperatura para vaporizar el CBC es alta, por lo que recomiendo ajustar el vaporizador a partir de 185 grados Celcius.

THCV

Este es otro cannabinoide raro que, pese a ser muy similar al THC a nivel molecular, nos otorga un amplio abanico de efectos, predominando el efecto eufórico ante todos.

El THCV ha de ser vaporizado a alta temperatura, siendo lo idóneo vaporizarlo a 220 grados Celcius, temperatura a la que no recomiendo llegar si no disponemos de un buen vaporizador.

Si vamos en busca de este peculiar cannabinoide tendremos que vaporizar sativas africanas, ya que sólo éstas tienen un porcentaje notable en sus cepas.

Las propiedades terapéuticas son diversas, pudiendo ir desde supresor del apetito a energizante. Propiedades muy singulares de las que se ven beneficiados principalmente los enfermos con trastornos alimenticios.

Hierbas vaporizadas a 195º(izquierda) 170º(derecha)
Hierbas vaporizadas a 195º(izquierda) 170º(derecha)

CBN

En mi opinión, el CBN o cannabinol es el gran olvidado entre los cannabinoides, ya que al tratarse de una degradación del THC hemos procurado que no apareciera, en busca de altos niveles de THC.

Sin embargo, en culturas como la marroquí es el cannabinoide más consumido. Esto es debido a la cosecha tardía de las plantas, sumándole la gran exposición a la luz y las corrientes de aire.

En dicha cultura se consume principalmente en forma de hash, aunque nosotros podremos consumirlo en forma de hierbas. Para esto debemos retrasar el corte de las plantas hasta ver al menos un 75% de tricomas oxidados, asegurándonos así un efecto mucho más relajante, incluso vaporizando plantas sativas.

El CBN puede usarse para diferentes aplicaciones medicinales, destacando sus propiedades como antiemético y anticonvulsivo.

También es recomendable para reducir el estado de ansiedad o paranoia que sufren algunos pacientes al consumir cannabis, consiguiendo así evitar los efectos secundarios ligados al consumo de THC, entre otros cannabinoides.

Estos son los principales cannabinoides usados en la actualidad, aunque gracias a los diversos estudios que se están realizando estoy seguro que pronto conoceremos nuevos y eficaces cannabinoides capaces de tratar enfermedades insospechadas.

Vaporizando cannabinoides, ¡Yo vaporizo!

Acerca del autor

Raro Genetics

Cultivando, extrayendo y vaporizando desde el siglo pasado. Cientos de artículos publicados en los medios más prestigiosos del sector cannábico en España. Juez en las copas más renombradas en Europa. Presidente asociación de CBD-rich. Fundador  de Origami Extracts Tools. @raroweed