Descubriendo las distintas maneras de consumir cannabis, desde conos preliados hasta pipas y bongs

Introducción

El cannabis se puede consumir de diversas maneras, cada una con su propio conjunto de ventajas y desventajas. Desde fumar y vaporizar hasta ingerir comestibles, las opciones son cada vez más variadas. Un método que ha ganado popularidad en años recientes son los conos de liar, una forma rápida y sencilla de fumar cannabis. En este artículo, exploraremos las diferentes maneras de consumir cannabis, incluidos los conos de liar, pipas y bongs.

Fumar

Fumar cannabis es quizás la forma más tradicional y conocida de consumo. Hay diversas maneras de fumar cannabis, cada una con sus propias particularidades.

Porros y cogollos

Fumar un porro o un cogollo implica la combustión directa del cannabis, lo que permite una rápida absorción del THC. Sin embargo, este método puede ser perjudicial para los pulmones y el sistema respiratorio.

Conos de liar

Los conos de liar son básicamente papeles de fumar que ya vienen enrollados y a menudo incluyen un filtro. Son ideales para aquellos que no están familiarizados con el arte de enrollar un porro. Basta con llenar el cono con cannabis triturado y ya está listo para fumar.

Pipas

Fumar cannabis en una pipa es otro método popular. Las pipas son generalmente más fáciles de utilizar que enrollar un porro y son reutilizables. No obstante, al igual que con los porros, fumar en pipa implica la combustión del cannabis, lo cual puede ser perjudicial para los pulmones.

Te puede Interesar
Descubriendo los secretos de los cannabinoides: Efectos y métodos de vaporización

Bongs

Un bong es un tipo de pipa de agua que se utiliza para fumar cannabis. Ofrece una experiencia de fumado más suave, ya que el agua filtra algunas de las impurezas. Los bongs pueden variar en complejidad y tamaño, desde pequeños dispositivos de mano hasta grandes piezas de vidrio decoradas.

Vaporizar

Los vaporizadores han emergido como una alternativa moderna y considerada más saludable a los métodos tradicionales de fumar cannabis. Estos dispositivos calientan el cannabis hasta un punto en que los cannabinoides y otros compuestos activos se evaporan, pero sin llegar al punto de combustión. Este proceso elimina muchas de las sustancias tóxicas que normalmente se inhalan al fumar.

Existen diferentes tipos de vaporizadores en el mercado, desde modelos de escritorio más grandes y potentes hasta versiones portátiles que caben fácilmente en tu bolsillo. Algunos vaporizadores están diseñados para usarse con flores de cannabis, mientras que otros son compatibles con concentrados como ceras y aceites.

Comestibles

Los comestibles de cannabis, como brownies o gominolas, ofrecen una manera discreta de consumir. Los efectos tardan más en manifestarse y pueden ser más intensos, lo que hace que la dosificación sea más complicada.

Aceites y tinturas

Estos productos se pueden consumir directamente o añadirse a alimentos y bebidas. Ofrecen una forma de dosificación precisa, aunque los efectos tardan más en manifestarse.

Te puede Interesar
Vaporización: Nuevas tendencias

Aplicaciones tópicas

Las cremas y ungüentos de cannabis se pueden aplicar directamente sobre la piel para aliviar diversas dolencias. Estos productos no tienen efectos psicoactivos.

Conclusión

Desde los métodos tradicionales como los porros y los cogollos hasta opciones más modernas como los conos de liar, pipas y bongs, hay múltiples maneras de consumir cannabis. Es crucial informarse bien y seguir prácticas seguras para garantizar una experiencia positiva.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.