Tailandia es el primer país del Sudeste Asiático en despenalizar la droga

Tailandia permite desde este jueves consumir y cultivar cannabis terapéutico de bajo efecto psicotrópico, es decir, aquel que tiene menos de 0,2 por ciento de tetrahidrocannabinol. Las autoridades insisten en que la medida se circunscribe al uso médico y que el uso lúdico sigue estando prohibido.

El cambio legal se aprobó en febrero: desde entonces, la marihuana y el cáñamo no son consideradas sustancias narcóticas en el país asiático.

Uso prioritario en materiales y alimentos

La descriminalización parcial del cannabis ha impulsado en el país la creación y desarrollo de numerosos productos que incluyen hojas de marihuana, sin el principio psicoactivo de la droga: el THC.

Los restaurantes, heladerías y cafeterías son parte de los negocios que se han subido al tren de la marihuana legal, si bien son las grandes corporaciones las que parten con ventaja para lograr los permisos necesarios para la producción a gran escala.

La entidad de investigación Prohibition Partners ha explicado que la industria del cannabis espera alcanzar los 661 millones de dólares (616 millones de euros) en 2024 en Tailandia.

Según sus propios datos, unos 86 millones de personas al año consumen marihuana en Asia, especialmente cannabis médico.

El uso lúdico sigue estando prohibido

El consumo se permite cuando sea con fines terapéuticos, lo que convierte a Tailandia en el primer país del Sudeste Asiático que despenaliza parcialmente esta droga. Las autoridades han insistido en que el uso lúdico sigue estando prohibido.

Te puede Interesar
Tailandia da pasos hacia la despenalización de la marihuana

Desde este jueves, cualquier persona que se registre en las oficinas del Ministerio de Sanidad, puede cultivar hasta seis plantas de marihuana en su hogar. En España: el cultivo, la compra, el consumo y la posesión son ilegales.

Aquellas personas que cultiven marihuana con más de un 0,2 por ciento de THC, todavía se enfrentan a, hasta 5 años de cárcel por posesión y hasta 15 años de prisión si son acusados de venta.

Las autoridades también han querido recordar a los consumidores que no fumen en público, ya que si se considera que provocan molestia pública, corren el riesgo de ser castigados con hasta tres meses de prisión y multas de 25.000 bat (725 dólares o 675 euros).

La despenalización progresiva

En diciembre de 2018, el país del Sudeste Asiático aprobó una ley para legalizar el uso e investigación de la marihuana terapéutica, aunque su implementación mediante reglamentos concretos se ha desarrollado lentamente durante los últimos años.

En 2019, se empezó a suministrar marihuana médica en los hospitales, para paliar el dolor a algunos pacientes. En 2021, las autoridades aprobaron su uso como aditivo en alimentos y bebidas.

El ministro de Sanidad, Anutin Charnvirakul, firmó el pasado 8 de febrero de 2022 la despenalización de la marihuana de bajo efecto psicotrópico, tras la recomendación de la Administración de Alimentación y Medicamentos.

Te puede Interesar
Tailandia busca mercados de exportación para el cannabis medicinal

Este jueves, 120 días después, la medida entra en vigor y promete liberar a más de 3.000 personas que cumplen penas de cárcel por delitos relacionados con esta droga, según ha publicado el Departamento de Correccionales en sus rede sociales.

Fuente RTVE