El nuevo dispositivo reduce de 48 horas a pocos minutos saber si se ha consumido el psicotrópico en las últimas doce horas

Investigadores de la Universidad de Harvard han desarrollado un test rápido para detectar si una persona ha consumido cannabis en las últimas horas con un análisis de saliva. La eficacia y funcionamiento de su prototipo, llamado Epoch, se presenta hoy en la revista Science Translational Medicine. El test está pensado para evaluar el consumo reciente de cannabis y prevenir riesgos de consumo cuando se trabaja con maquinaria pesada, se ha de conducir o puede ponerse en riesgo a terceros.

El test se basa en una cartucho sobre el que estrujar un hisopo previamente humedecido con saliva. El cartucho contiene unas membranas con unas moléculas adheridas que se unirán al tetrahidrocannabinol, o THC, una de las sustancias psicoactivas del cannabis, si se ha consumido entre las últimas seis y doce horas. Para obtener un resultado positivo o negativo hay que colocar el cartucho en un lector, que además irá conectado a una aplicación móvil con la que leer los resultados en cinco minutos.

Una de las ventajas de este test sobre los ya existentes, que se basan tanto en saliva como en sangre u orina, es que detecta el consumo reciente, en las últimas doce horas, y no en los últimos días. Otra, es que en lugar de tardar uno o dos días en obtener los resultados, tarda solo cinco minutos.

Te puede Interesar
El Constitucional avala los narcotest de Tráfico sin importar cuándo se consumieran drogas

Con ambas ventajas se evitan falsos positivos de consumo reciente. Por ejemplo, que se achaque al consumo de hace tres días a un accidente reciente cuando el conductor ya no estaba bajo los efectos de la droga; o que a las pruebas de saliva que se hacen en carretera, se soliciten por derecho más pruebas de sangre, alargando el proceso más de cuatro días para determinar si se había consumido o no cannabis, y si ese consumo puede achacarse a un accidente de tráfico o de trabajo.

Los investigadores probaron el test en 43 consumidores de cannabis (40 fumadores y 3 consumidores de jalea de THC), contra 43 no consumidores. Tomaron muestras de saliva durante los 10 minutos siguientes a fumar o chupar Cannabis, y detectaron THC a concentraciones muy superiores al límite de las directrices estadounidenses de 1 ng/ml. La concentración media de THC oral entre los participantes resultó ser de 478 ng/ml para los fumadores de cannabis y de 138.000 ng/ml para los consumidores de jalea.

Perspectiva

El dispositivo podría usarse para detectar rápidamente el consumo de otras drogas

Hojeong Yu, autor principal de la investigación, controló junto a su equipo cómo cambiaban las concentraciones de THC a lo largo del tiempo después de fumar cannabis. En este caso, se recogieron muestras de fluido oral cada hora después de la inhalación y se sometieron al test. «Observamos que las concentraciones orales de THC disminuían rápidamente, aunque los valores seguían siendo mayores a 1 ng/ml 6 horas después fumar», declara Hojeong Yu.

Te puede Interesar
Lista de medicamentos con los que puedes dar positivo al volante
Funcionamiento del test de detección Epoch

«Estimando que la concentración media inicial de THC en los fumadores era de 478 ng/ml, y midiendo cómo decaía con el tiempo el THC en saliva, las concentraciones orales de superiores al límite de 1 ng/ml pueden mantenerse las primeras 12 horas después de fumar cannabis», explicó Yu en su artículo.

Los investigadores creen que podría mejorarse el dispositivo, compactándolo en un solo aparato y aumentando su sensibilidad. También proponen ampliar la detección de otras drogas como los opiáceos, las anfetaminas, la cocaína y las benzodiacepinas, que tras su consumo reciente también pueden detectarse en saliva.

Fuente