Ya llega el crudo e intempestivo invierno y quien primero recibe esos vientos fuertes y fríos es el órgano más extenso del cuerpo humano, la piel. De la misma forma que en verano, a la piel hay que prepararla para pasar esta etapa del año

 La llegada del invierno supone un nuevo reto para el cuidado de nuestra piel ya que los cambios de temperatura, el sol y el viento son estresantes cutáneos que restan vitalidad y aceleran el proceso de envejecimiento.

Aquí van unos sencillos consejos para que se vean guapos, aún con la escarcha del invierno. Como es de esperar, quien viene a nuestro rescate es el bien hechor aceite de cannabis:

  • Exfolia tu piel por lo menos una vez por semana, de esta manera lograrás deshacerte de todas las células muertas y mantener suave y saludable tu dermis.
  • No olvides lavarte la cara por lo menos en la mañana y la noche. Esto ayudará a mejorar la absorción de las cremas y favorecer la oxigenación.
  • Asegúrate de que la temperatura sea la adecuada, tanto en tu hogar como en tu oficina. Los expertos recomiendan que la calefacción se ponga entre los 20 y los 21 grados centígrados. Esto es con el fin de que la piel no se reseque.
  • Recuerda que también tu alimentación es fundamental para la salud de tu piel. Consume alimentos ricos en vitamina C y no olvides tomar dos litros de agua al día.
  • En invierno, el maquillaje en crema puede ser un excelente aliado, ya que hace el efecto de una “segunda piel” que ayuda a protegerte. Si tu piel es grasa, puedes buscar maquillajes con crema oil free (libre de aceite). Elige cosméticos hipoalergénicos o naturales hechos a base de aceite de cannabis.
  • Tu peso también influye mucho. Recuerda que las subidas y bajadas pueden reducir la firmeza de tu piel; sigue una alimentación balanceada y haz ejercicio.
  • A pesar de que el clima sea frío y el sol no esté como en verano, es importante que no dejes de utilizar filtro solar para proteger tu piel de los rayos UV. El aceite de cannabis es ideal como protector solar en invierno, tiene un factor de protección de quince y actúa como barrera tanto para los rayos UVA como UBV.
  • El uso de mascarillas hidratantes, regenerantes y nutritivas es ideal para esta época del año; puedes aplicarlas dos o tres veces por semana. A la mascarilla que acostumbras a usar, se le puede agregar unas dos o tres gotas de aceite de cannabis, que va a aportar suavidad a la crema y una buena cantidad de vitamina E, que actúa como antioxidante que evita que aparezcan las odiosas arrugas en el rostro.
  • No dejes de hacer ejercicio, ya que además de ayudarte a estar en forma, la salud de tu piel mejorará notablemente gracias al aumento de riego sanguíneo y oxigenación.

A continuación os mostramos una caserísima receta para exfoliar vuestra piel.

Ingredientes

  • Azúcar

 Aceite de cannabis

 Procedimiento

 Cogemos un envase de no más de doscientos gramos de capacidad y de boca bien ancha y lo llenamos de azúcar hasta las tres cuartas partes del envase.

 Posteriormente, agregamos aceite de cannabis hasta que el azúcar quede bien humectado del mismo.

Conservamos la mezcla en el congelador bien tapado.

Forma de uso

Después de limpiar muy bien el rostro, aplicamos con la mano la mezcla y frotamos con fuerza. Después retiramos la mezcla del rostro con un trozo de algodón mojado en té de manzanilla.

Bésame mucho, también en invierno

Los labios también son muy castigados por las inclemencias del tiempo y merecen un especial cuidado. Con el frío extremo suelen partirse, agrietarse y hasta lastimarse, y ya sabemos la importancia de los labios y la felicidad que nos brindan.

Fundamentalmente hay que tenerlos bien humectados y no con la propia saliva, precisamente, sino con una crema o un bálsamo labial, aquí unos consejos útiles para que luzcan y se sientan sanos y suaves.

  • Evitar lamerse los labios.  La saliva contiene una encima poderosa y produce sequedad.
  • Hay que tomar mucha agua, pues resulta imprescindible para lucir una piel saludable hidratarse por dentro también.
  • Si se padece de labios secos y se fuma, se debe tener en consideración que el cigarrillo normalmente agrava esta situación.
  • Evitar la exposición larga al calor y los cambios bruscos de temperatura, como los causados por la calefacción o el agua de la ducha que empeoran esta condición.
  • Usar un protector solar en los labios. Esto es muy importante si pasas tiempo al aire libre.
Te puede Interesar
¿Por qué se permiten extractos del cannabis para comer y beber pero no para fumar?

También cabe decir que los males labiales no sólo provienen del invierno. La sequedad labial, también es un síntoma de alguna deficiencia vitamínica, como lo puede ser la falta de vitamina B6, B12 y de acido fólico.

Esta situación se puede revertir, por ejemplo, tomando dos cucharaditas diarias de aceite de cannabis antes del desayuno.

Los Bálsamos

Un buen aliado cosmético del aceite de cannabis es la manteca de karité, se puede encontrar en las formulaciones de las cremas como Shea Butter.

La manteca de karité es un producto natural que se encuentra dentro de las semillas de una planta africana. No es comedogénica (o sea que no produce granitos) por lo que se puede usar aún en presencia de acné o pieles naturalmente grasas.

Es ideal para combatir los efectos indeseados de reserios y alergias, cuando se producen esas irritaciones en las aletas nasales y en la parte superior del labio. Al igual que el aceite de cannabis sativa, protege de las radiaciones UVB y UVA.

Es uno de los aceites que combinan maravillosamente con los aceites esenciales y permite la penetración temporizada de estos, lo que hace de la manteca de karité un producto ideal para  formulaciones de cremas, mascarillas y bálsamos labiales.

Aquí va una receta de un bálsamo labial, a base de manteca de karité y aceite de cannabis.

Ingredientes

Manteca de cacao                     15 gr. Manteca de karité                       25 gr.
Cera de abejas                           20 gr. Aceite de cannabis sativa          37gr.
Aceite esencial de menta            3 gr.  

Hay que comprar tubos para envasarlo o pequeños potes de unos veinticinco gramos.

Procedimiento

  • Fundir a fuego lento, en un recipiente de vidrio resistente al calor, la manteca de cacao, la manteca de karité y la cera de abejas.
  • A tal fin es recomendable poner al fuego una olla con agua e introducir el recipiente de vidrio con los ingredientes para ser fundidos. La cantidad de agua en la olla no debe exceder más de la mitad del volumen que ocupen las mantecas.
  • Es conveniente desgranar o romper las mantecas en trozos más pequeños de cómo viene comercialmente, para favorecer su fundición.
  • Una vez fundidos (esto será evidente porque se va a ver un liquido fácil de revolver) se retira del fuego.
  • Se le agrega el aceite de cannabis sativa y el aceite esencial que se elija para otorgarle un aroma. Puede ser de menta, eucalipto o limón, ingredientes que darán una sensación de frescura.
  • Para  llenar los tubos o pequeños potes es recomendable usar una jeringa de vidrio ya que hay que hacerlo en caliente y rápido para evitar que se solidifique.
  • Verter rápidamente la mezcla en un recipiente que simplifique la tarea y pasar de este a nuestros envase finales.
  • Dejar reposar y enfriar.
  • Colocar la tapa una vez que ya esta totalmente frío y sólido.
  • Es aconsejable tanto en invierno como en verano aplicarse un bálsamo labial  antes de maquillarse los labios.

Este practico y fácil bálsamo también protegerá la delgadísima piel de los labios de los rayos UVA y UVB, que aunque no lo parezca, en el invierno también hacen de las suyas.

 Consejos del fumón

Resulta curioso que a la gente que fuma los labios se les suelen agrietar más fácil, porque el papel actúa como secante, llevándose toda la humedad que necesita el labio para protegerse de las temperaturas extremas.

Esto se agrava con los cigarrillos de paquete, que tienen muchos químicos, solventes y nicotina, que actúan como atrapadores del agua, produciendo mucho resecamiento en los sensibles labios.

Como consecuencia irremediable, los fumones solemos acusar una mayor sequedad en la piel de los labios.

Te puede Interesar
Todo lo que necesitas saber sobre CBD, la nueva tendencia en belleza

Moraleja

Aplicarse el bálsamo labial arriba descrito con frecuencia durante el día y, mejor aún, siempre antes de fumarse algo.

Protección exprés

Puede aplicarse directamente  sobre el labio el aceite de cannabis, la manteca de karité o alguna crema grasa.

Cuidado con lo que hueles

Otra parte del rostro que resulta muy castigada en invierno es la zona situada debajo de la nariz. Por la misma mucosidad de la nariz se produce una irritación que a veces llega hasta el labio.

El enrojecimiento alrededor del pliegue de la nariz puede ser causado por una alergia, una reacción química del jabón o del maquillaje, por infecciones, hongos, piel seca, dermatitis, lesiones o irritación por sonarse la nariz frecuentemente.

El enrojecimiento alrededor de la nariz puede estar acompañado de dolor, picazón e hinchazón. También puedes notar que tu piel está empezando a formar escamas.

Para que no duela la zona irritada se puede usar:

  • Xilocaína viscosa o xilocaína en gel, que se consigue en farmacias o donde se compran productos para odontólogos. La xilocaína, al igual que la lidocaína, son anestésicos locales muy efectivos para cualquier dolencia en las mucosas o zonas con la piel muy delicada.
  • Eugenol, que también es un anestésico local, un poco menos potente que la xilocaína y la lidocaína, y se consigue igualmente en negocios que vendan productos para los odontólogos.
  • Aceites para debajo de la nariz, que calme el dolor y que regenere la piel como aceite de cannabis (puro), aceite de jojoba aceite de caléndula.
  • Ungüentos. Si bien los aceites son muy efectivos, los ungüentos son más prácticos porque por su consistencia más dura, su acción dura más tiempo.

Para aliviar los dolores de la zona debajo de la nariz, actuar, como antibacteriano, desinflamante y un suave anestésico, la combinación menta y aceite de cannabis, hacen un buen dúo.

La menta tiene además propiedades como digestivo, antiinflamatorio, fiebres, migrañas. Una planta muy parecida a la menta, es la hierbabuena (Mentha Spicata).

La hierbabuena (lo que los americanos llaman Spearmint) es una hierba perenne nativa de Europa, África y Asia, empleada en gastronomía y perfumería por su aroma intenso y fresco, pero no tiene las propiedades medicinales de la menta.

Para terminar, os dejamos la receta de ungüento de aceite de cannabis sativa y menta.

Ingredientes

  • Cera de parafina
  • Parte aérea de la menta, secas
  • Paño filtrador
  • Guantes
  • Un bol de vidrio grande
  • Espátula de madera
  • Una jarra de vidrio o plástico resistente al calor

Procedimiento

  • Poner la parafina a fundir al baño maría y una vez fundida agregarle las hojas secas y dejar a fuego bajo, unas dos horas, cuidando que no hierva la parafina.
  • Luego retirar la olla del baño maría, dejar enfriar unos minutos para evitar quemarse y poder agregar el aceite de cannabis sin que este se oxide.
  • Mucha gente primero funde la parafina en el microondas y luego la pone a baño maría con la menta seca.
  • Luego se filtra dejando que se escurra el líquido, en una jarra que tenga un pico vertedor.
  • El líquido contenido en la jarra se vierte en envases pequeños de vidrio, oscuros y con tapa.
  • Conservar en el congelador y al abrigo de la luz.

Otra alternativa

Para los resfriados se puede hacer esto mismo pero agregando además hojas secas de alcanfor, que es un buen descongestivo.

Anotación, cómo poner en práctica el dichoso “baño María”

El baño María es un procedimiento que usaban las abuelas para lograr tener algo a una temperatura, más o menos controlada, por un tiempo considerable.

Se trata de poner dentro de la olla, lo que se quiere fundir, en nuestro caso, la parafina, y esa olla dentro de otra olla más grande con agua.

Para que esto sirva, el secreto está en cuidar que el agua de la olla más grande no hierva.

Ahora sí fumones, a disfrutar del invierno y si es con buena compañía mejor. Unos vinitos y un buen canuto. Así la vida, con frío y todo, toma otra temperatura.