La operación de la Policía Nacional se ha saldado con dos detenidos acusados de un presunto delito de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico.

La Policía Nacional han desmantelado en Murcia, en el sureste de España, un punto negro de venta de droga en el que, además de abastecer a sus clientes con sustancias estupefacientes, se les permitía el consumo en su interior. Además, sorteaban una ‘narcocesta’ navideña que incluía cocaína y hachís, entre otros.

La operación se ha saldado con dos detenidos y la incautación de 165 plantas de marihuana, un kilo de marihuana picada, más de cinco kilos de cogollos de marihuana, y diversas cantidades de cocaína y hachís. También desmantelaron un cultivo ‘indoor’ compuesto de 33 lámparas halógenas, transformadores, un extractor y cuatro aparatos de aire acondicionado utilizados para el cultivo de la droga.

‘Narcocesta’ navideña

Sin embargo, los agentes localizaron algo sorprendente durante el registro. Los detenidos habían confeccionado una plantilla en la pared del local para que los consumidores participaran en la rifa de una cesta navideña con droga, que contenía cocaína, hachís, alcohol, tabaco, dinero en efectivo y hasta un jamón de ocho kilos.

Así, quienes aportasen cinco euros por el sorteo de Navidad (que se celebra este miércoles) y diez euros por el de El Niño (el próximo 6 de enero, coincidiendo con el Día de Reyes), optaban a ganar esta ‘narcocesta’, siempre y cuando acertasen las dos últimas cifras del décimo ganador.

Te puede Interesar
VIRAL: Pareja realiza boda temática de marihuana y es toda una sensación

Según informa un comunicado de la Policía Naciona, la operación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un local donde se permitía tanto la venta como el consumo de drogas. Tras confirmar sus sospechas, se llevó a cabo el registro donde también se descubrió un domicilio conexo donde presuntamente cultivaban y almacenaban los estupefacientes.

Los detenidos son dos hombres, de 30 y 45 años, uno de nacionalidad española y otro argentina. Fueron puestos a disposición de la autoridad judicial como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico, por tener conectados los domicilios a la red de fluido eléctrico.