En un ensayo clínico con 26 consumidores ocasionales sanos de cannabis, el THC causó impedimentos entre los 40 y 100 minutos después del consumo, pero desaparece tras 4 o 5 horas. El CBD no causó ningún efecto. Los participantes inhalaron cannabis dominante en THC, dominante en CBD, equivalente en THC/CBD, y placebo por un vaporizador, quienes completaron 8 pruebas de conducción en carretera. Las dosis de THC y CBD fueron de 13.75 mg. El punto final primario fue el SDLP (desviación estándar de la posición lateral, que es una medida del tejido del carril). El estudio fue realizado por los investigadores de la Iniciativa Lambert para la Terapéutica de los Cannabinoides de la Universidad de Sydney, Australia, y otras instituciones de Australia y los Países Bajos.

El deterioro medido por el SDLP después de cannabis vaporizado con THC dominante y equivalente de THC/CBD, en comparación con el placebo, fue significativamente mayor a los 40 a 100 minutos, pero no a los 240 a 300 minutos. No hubo diferencias significativas entre el cannabis con alto contenido en CBD y el placebo. Los autores señalaron que «el tamaño del efecto del cannabis con alto porcentaje de CBD puede no haber excluido un deterioro clínicamente importante, y las dosis probadas pueden no representar el uso común».

Arkell TR, Vinckenbosch F, Kevin RC, Theunissen EL, McGregor IS, Ramaekers JG. Effect of Cannabidiol and Δ9-Tetrahydrocannabinol on Driving Performance: A Randomized Clinical Trial. JAMA. 2020;324(21):2177-2186.

Fuente IACM