La ventilación es un aspecto muy importante a tener en cuenta en cultivos de cannabis de interior, especialmente en época estival.

Por Buddha Seeds

En el siguiente post los compañeros de Buddha Seeds te dan las claves para mantener el aire fresco, limpio y renovado que asegure un buen desarrollo de tus plantas en el indoor.

La ventilación en tu cuarto de cultivo no sólo te ayudará a prevenir plagas y hongos, sino que aportará otros beneficios a tus plantas como por ejemplo:

-la renovación del aire en cultivos de cannabis indoor favorece el intercambio de gases en las plantas.

-El movimiento de las ramas provocado por el aire contribuye a que se refuercen los tallos y ramas, alcanzando una mayor resistencia. Gracias a ello, las plantas son capaces de soportar mayor peso de las flores durante la floración.

Las plantas de cannabis requieren aire fresco para respirar y realizar la fotosíntesis. En el primer caso, las plantas absorben el dióxido de carbono a través de los estomas (pequeñas aberturas en el envés de las hojas). Se encargan de asimilar el dióxido de carbono y liberar oxígeno, mejorando la calidad del aire.

En la fotosíntesis las plantas son capaces de convertir el agua, la luz y el dióxido de carbono en energía. Gracias a todos esos elementos, las plantas pueden elaborar azúcares que se convierten en su alimento.

Ventilación en cultivos de cannabis interior

Para realizar una correcta ventilación y extracción de aire en nuestros cultivos de cannabis en interior, necesitaremos estos tres sistemas de control de clima:

  • Extractor de aire: este aparato se encarga de extraer los excesos de aire caliente y la humedad del cultivo. Esto nos ayuda a mantener unos parámetros de temperatura correctos.
  • Intractor: por el contrario, el intractor tiene por objeto introducir aire del exterior. En caso de no disponer de ventana podemos traer el aire de otra habitación. El intractor ayuda a compensar la presión de aire provocada por el extractor y a favorecer la renovación de aire en las salas.
  • Ventilador: impide que se formen bolsas de humedad y de calor, fortaleciendo los tallos y removiendo el aire.
Te puede Interesar
Extracción-intracción en los cultivos de interior

Tipos de ventiladores para cannabis en interior

Existen diferentes tipos de ventiladores para el cultivo de cannabis adaptados a las necesidades de tu espacio indoor:

Ventiladores de pinza

Los ventiladores de pinza son ideales para los armarios de cultivo interior. Se colocan fácilmente en las barras del armario, sin ocupar nada de espacio. Así, la totalidad del armario es aprovechable por las plantas.

Lo ideal es que haya dos ventiladores de pinza realizando la función de aire cruzado, situando uno en una esquina del armario y el otro, en la esquina de enfrente.

Ventiladores de pié

Los ventiladores de pie son ideales para salas de cultivo grandes, donde nos sobra espacio para movernos y trabajar.

Ventiladores de pared

En cambio, los ventiladores de pared son ideales para habitaciones o salas en las que no se dispone de demasiado espacio.

Ciclos de ventilación para marihuana en interior

Los ciclos de ventilación varían dependiendo si el foco está encendido en la fase diurna o en la fase de oscuridad.

Ventilación con el foco encendido

Cuando el equipo de iluminación se encuentra encendido, es necesario que la ventilación funcione en todo momento para asegurar una temperatura que no sobrepase los 26ºC en toda la floración, inclusive en los meses más calurosos del año.

Ventilación con el foco apagado

Durante la fase de oscuridad no es necesaria tanta ventilación, ya que las plantas reducen la respiración y otras actividades. Sin embargo, en floración nunca deben apagarse. Se podría prescindir del uso de uno de los accesorios, según la temperatura que haya con el foco apagado.

Podemos programar el temporizador para que funcione 15 minutos de cada hora, reduciendo también el gasto energético. También podemos usar un regulador de potencia, reduciendo la fuerza con la que funcionan los aparatos electrónicos.

Te puede Interesar
Plantar marihuana ¿mejor en interior o exterior?

Ventilación durante la floración en indoor

A partir de la mitad de floración, es recomendable dejar toda la ventilación encendida las 24 horas al día. De esta forma, prevenimos cualquier proliferación de hongos en el cultivo.

Cómo evitar el ruido de la ventilación en interior

Cuando cultivamos en pisos, el ruido de la ventilación para marihuana interior puede ser molesto, especialmente por la noche. Para reducir los ruidos generados en la ventilación, podemos realizar los siguientes pasos:

  1. Construir o comprar una caja de insonorización para el extractor. Un recurso muy usado son las cajas de huevos vacías. Las cajas reducen en gran medida el sonido y las vibraciones que genera el extractor.
  2. Usar tubos insonorizados, tanto en la entrada como en la salida del extractor. Gracias a esto rebajaremos unos decibelios, reduciendo el ruido del cultivo.
  3. Si usamos un regulador con termostato, el sistema de ventilación solo se encenderá cuando sea necesario, ahorrando así en la factura de la luz.

Ventilación en cultivos de exterior

En el caso de cultivos de exterior tenemos la ventaja de que sea el propio aire el que proporcione la ventilación adecuada a nuestro cultivo. Pero no siempre sopla el viento a nuestro favor, ya que una fuerte racha de viento puede partir los tallos de nuestras plantas. De ahí que debamos tener presente las siguientes recomendaciones:

  • Aplicar técnicas de cultivo con podas (Apical o FIM), supercropping, SOG, SCROG, Main Laining… son técnicas que nos permiten el control de altura.
  • Cultivar en medio de las plantaciones de maíz y aprovechar un cortavientos natural. Además, son plantas que van creciendo a un ritmo semejante. Sólo hay que tener más cuidado con las plagas.
  • Cultivar al lado de una pared o muro nos ayuda a frenar en gran medida el viento y los daños que puede ocasionar.