El gobernante Ned Lamont firmó este martes el proyecto de ley que legaliza el empleo y cultivo de cannabis recreativo en el estado y suprime miles y miles de condenas precedentes por posesión

El gobernante Ned Lamont firmó el martes una ley que transforma a Connecticut en el estado diecinueve en legalizar el empleo recreativo de la marihuana, que prosigue siendo una droga ilegal conforme la ley federal.

A las personas mayores de veintiun años se les dejará tener y consumir marihuana desde el 1 de julio conforme la nueva ley, que asimismo sienta las bases para una nueva industria del cannabis en el estado y también procura abordar las desigualdades raciales derivadas de la guerra nacional contra las drogas, según ctpost.com.

“Tuvimos la ocasión de aprender de otros, y creo que lo tenemos aquí en el estado de Connecticut”, afirmó Lamont, un demócrata, refiriéndose al esmero de múltiples años para, por último, aprobar un proyecto de ley de legalización a lo largo de una liturgia en la capital del estado. “Quizás no fuimos los primeros, mas creo que fuimos los primeros en demostrar que podemos hacerlo bien”.

La legislación recibió la aprobación final de las dos cámaras de la Asamblea General la semana pasada a lo largo de una sesión legislativa singular.

“Creo que va a ser el proyecto de ley de legalización del cannabis más completo y mejor del país”, afirmó el líder de la mayor parte de la Cámara de Representantes, Jason Rojas, demócrata de East Hartford. “La historia nos afirmará si eso es cierto o bien no, mas me siento seguro al decir que sí, ahora, este es el mejor proyecto de ley del país y nos va a llevar en la dirección de asegurar que demos un mercado bien regulado para el cannabis de empleo adulto para adultos que deseen participar en ese género de actividad”.

Te puede Interesar
Nueva York aprobó el uso de la marihuana recreativa para mayores de 21 años

Qué deja la ley de legalización de mariguana en el estado

La ley deja que las personas mayores de veintiuno años tengan o bien consuman hasta quince onzas (cuatrocientos veinticinco gramos) de “material vegetal de cannabis” y tengan hasta cinco onzas (mil cuatrocientos diecisiete gramos) en un recipiente cerrado con llave en una casa o bien en el maletero o bien en una guantera cerrada, en el vehículo de la persona.

No se espera que las ventas minoristas de cannabis recreativo en Connecticut empiecen hasta el verano de 2022.

Según el Marijuana Policy Project, Connecticut es ahora el decimonoveno estado en poner punto y final a la prohibición del cannabis.

El conjunto, que abogó por el proyecto de ley, apuntó que la legislación separa el cincuenta% de las licencias para los demandantes de acciones, que incluyen a residentes de comunidades que han sido “impactadas desproporcionadamente” por delitos relacionados con las drogas y alto desempleo. Además de esto, hasta el setenta y cinco% de los ingresos se dedicará a sacrificios de equidad y reinversión comunitaria, afirmó el conjunto.

La legislación recibió una fuerte oposición de los republicanos y ciertos demócratas en la Reunión General a lo largo de las largas deliberaciones.

La Sociedad Médica de Connecticut, que asimismo se opuso al proyecto de ley a lo largo de la sesión, expresó su decepción el martes por el hecho de que Lamont lo había decretado. El conjunto advirtió que la legalización va a tener “efectos perjudiciales, aun devastadores”, en especial en las poblaciones más jóvenes del estado.

Te puede Interesar
Organización latina promueve el uso del cannabis legal en Estados Unidos

Según la legislación, va a haber diferentes formas de que las personas presenten una petición para participar en el nuevo mercado de cannabis para adultos del estado.

La expectativa es que la mitad de las licencias estén libres para los demandantes de equidad social, conforme Michelle H. Seagull, comisionada del Departamento de Protección al Consumidor de Connecticut. Los líderes legislativos tienen más de un mes para nombrar miembros de un nuevo Comité de Equidad Social que por último va a crear criterios y examinará las peticiones de equidad social para múltiples licencias.