En total, la UCO y Asuntos Internos han detenido a cinco policías y a otros dos agentes de la Benemérita por su implicación en la trama.

La Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía Nacional y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil acaban de detener en una operación contra el tráfico de drogas a una veintena personas, entre ellas un nutrido número de agentes de ambos cuerpos cuyo cometido era, precisamente, la lucha contra el narcotráfico en la provincia de Badajoz.

La investigación habría determinado, tras unas pesquisas mantenidas durante los últimos meses, la presunta implicación de estos efectivos policiales en una trama de contrabando y de tráfico de drogas.

Entre los 20 detenidos figura el grupo completo de investigación de estupefacientes de Mérida (Badajoz), incluido su jefe. En total cinco policías. También se ha detenido a otros dos agentes de la Benemérita por su relación con los hechos.

Durante los dos últimos meses, los responsables de Asuntos Internos y de la UCO estuvieron en Mérida consumando y constatando sus pesquisas. Ahí fue cuando descubrieron cómo algunos de sus compañeros en la región, dedicados precisamente a la lucha contra el narco, estaban presuntamente implicados hasta el fondo en los hechos.

Más de 3.000 plantas

El complejo entramado criminal estaba dedicado al cultivo y distribución de marihuana en la provincia extremeña. Hasta el momento hay 22 personas detenidas y se han localizado y desmantelado cuatro plantaciones «indoor» con un total de más de 3.000 plantas de marihuana.

En las entradas y registros realizadas por la investigación conjunta de ambos cuerpos se han intervenido gran cantidad de útiles para la instalación de las mismas -lámparas, halógenos, consolas de aires acondicionados, etc.-, así como diversos vehículos.

Te puede Interesar
Pillan a tres narcos con 300 kilos de hachís y los absuelven porque no había una orden de registro

El grupo estaba integrado por varias organizaciones que interactuaban entre ellas en al región. Su trabajo se focalizaba principalmente en el cultivo, procesado, manipulación y posterior distribución de marihuana en Badajoz.

La investigación, que se encuentra bajo secreto de sumario, aún no se da por concluida y no se descarta la implicación de más personas.

Fuente