Una nueva ley permite a los pacientes registrados en el estado poseer hasta “70 dosis diarias” de cannabis medicinal a la vez. Las dosis de productos cannábicos autorizados tendrán un límite máximo de 50 miligramos durante los primeros 90 días. Los médicos pueden elevar esta dosis a 75 miligramos después de 90 días. Los pacientes no tienen permitido el acceso a la flor de cannabis bajo la ley. Más bien, las formulaciones médicas de cannabis deben ser en forma de: “tabletas, cápsulas, tinturas o cubos de gel para uso oral; geles, aceites o cremas para uso tópico, o supositorios, parches transdérmicos, nebulizadores, o líquidos o aceites para su uso en un inhalador.”

Estas restricciones son bastante inusuales para las leyes de cannabis medicinal en los Estados Unidos.

Para calificar para participar en el programa, los pacientes deben ser diagnosticados con una de las 15 condiciones elegibles, incluyendo dolor crónico, epilepsia, depresión, náuseas debido a diferentes causas, esclerosis múltiple, trastorno del espectro autista, enfermedad de Crohn, trastorno de estrés postraumático, síndrome de Tourette y enfermedad de Parkinson.

NORML de 20 de mayo de 2021