El parlamento ghanés aprueba ley clave para el cultivo de cáñamo, impulsando el sector industrial y médico

El Parlamento de Ghana ha alcanzado un logro significativo en su historia legislativa al aprobar la legalización del cultivo del cáñamo para fines industriales y sanitarios. Esta decisión estratégica posiciona a Ghana en un lugar destacado dentro del mercado mundial de cáñamo, valorado en miles de millones de dólares.

La crucial enmienda a la ley, conocida como el Proyecto de Ley de Enmienda de la Comisión de Control de Narcóticos, fue aprobada el pasado 14 de diciembre, tras su tercera lectura en el Parlamento. El presidente Alban Bagbin confirmó esta decisión el 12 de julio, marcando un antes y un después en la política de drogas del país.

Bajo esta nueva regulación, las empresas interesadas podrán obtener licencias para cultivar cáñamo con un contenido máximo de 0,3% de tetrahidrocannabinol (THC) en peso seco. Este tipo de cultivo industrial se centrará en la producción de fibra, semillas y aplicaciones médicas, abriendo un abanico de oportunidades económicas y científicas.

Las licencias emitidas abarcarán un amplio rango de actividades relacionadas con el cannabis, incluyendo el cultivo, procesamiento, distribución, venta, y también la importación y exportación, integrando a Ghana en la cadena global de suministro de cannabis.

Este paso de Ghana se produce en un contexto donde varios países africanos, como Lesotho, Zimbabwe y Sudáfrica, han legalizado el cannabis para usos médicos y científicos. Sin embargo, Ghana aspira a ser líder en el desarrollo de la industria del cannabis en el continente africano, enfocándose en el potencial industrial del cáñamo más allá del uso recreativo.

Te puede Interesar
Emiratos Árabes Unidos implementará la reforma de la justicia penal del cannabis el 2 de enero de 2022

Con esta medida, Ghana se prepara para transformar un sector que hasta hace poco era limitado por restricciones legales y estigmatización social. El cáñamo, con una historia de 6.000 años y conocido por su versatilidad en usos alimenticios, medicinales, textiles y papel, representa una oportunidad dorada para la innovación y el desarrollo económico.

La legalización del cáñamo en Ghana también simboliza un cambio en la percepción global del cannabis, alejándose de la demonización histórica impulsada principalmente por políticas estadounidenses desde la Ley del Impuesto sobre la Marihuana de 1937. Esta nueva era reconoce el cáñamo no como una “droga mala”, sino como una “medicina buena” y un recurso industrial valioso, redefiniendo su rol en la sociedad y la economía modernas.

Acerca del autor

Agustín Lacalle destaca como Director y Maquetador de 'Cannabis Magazine' y 'El Cultivador'. Con una profunda pasión por el cannabis desde el siglo pasado, combina habilidades en redacción e investigación, aportando perspectivas únicas al mundo del cannabis