Uganda despenaliza el cannabis para uso médico bajo estricto control legal

El Parlamento de Uganda ha dado luz verde a la Ley de Control de Sustancias Narcóticas y Psicotrópicas de 2023, una normativa que habilita el cultivo y uso licenciado del cannabis exclusivamente para fines médicos. Además, esta ley establece severas sanciones para una amplia gama de delitos relacionados con el abuso de sustancias.

Detalles del proceso legislativo

La aprobación de este proyecto de ley llegó tras tres intensas sesiones parlamentarias en las que los miembros del Parlamento debatieron largamente sobre sus disposiciones. De recibir el asentimiento del Presidente, la Cláusula 1 otorgará a la ley una aplicabilidad inmediata.

Necesidad de una regulación estricta

El presidente del Comité de Defensa y Asuntos Internos, Hon. Wilson Kajwengye, enfatizó la urgencia de cerrar las brechas en la regulación de narcóticos y sustancias psicotrópicas. “El comité propone que todas las licencias y permisos que se emitan en virtud de esta ley deberán ser centralmente otorgados por el Ministerio encargado de la Salud. Dado que el permiso para utilizar drogas narcóticas y sustancias psicotrópicas se restringe únicamente a fines médicos, el Ministerio de Asuntos Internos debe seguir siendo el brazo ejecutor del Gobierno en este ámbito”, declaró.

Te puede Interesar
Sudáfrica: A un primer paciente se le permite oficialmente usar cannabis para aliviar su dolor

Implicaciones y alcances

La aprobación de esta ley marca un cambio significativo en la política de drogas de Uganda, al permitir el cultivo y uso de cannabis para fines médicos bajo un estricto conjunto de regulaciones y sanciones. No sólo regula el uso de cannabis, sino que también establece un marco legal para el manejo de narcóticos y sustancias psicotrópicas en general, subrayando la importancia de la centralización en la emisión de licencias y permisos.

Esta medida se espera que tenga un impacto considerable en el ámbito médico, donde el cannabis medicinal podría ser utilizado en el tratamiento de una variedad de condiciones, desde el dolor crónico hasta ciertos tipos de epilepsia. Sin embargo, la ley también deja claro que cualquier uso fuera del contexto médico seguirá siendo ilegal y sujeto a severas penalidades.

Conclusión

La nueva Ley de Control de Sustancias Narcóticas y Psicotrópicas de 2023 representa un avance significativo en el enfoque de Uganda hacia la regulación de drogas y sustancias psicotrópicas. Si bien todavía hay un largo camino por recorrer para implementar plenamente estas nuevas políticas, el paso dado por el Parlamento muestra un compromiso con la adaptación y modernización de las leyes que rigen el uso de sustancias controladas en el país.

Acerca del autor

Amante del cannabis y especializado en el mundo de las sustancias psicoactivas. Escritor y psiconauta.

Te puede Interesar
Marruecos debate la legalización del cultivo del cannabis