Un estudio realizado con 22 pacientes que padecen síndrome de Tourette grave ha demostrado que el uso de cannabis medicinal reduce significativamente los tics motores y vocales, así como los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo y la ansiedad asociados a este trastorno.

El síndrome de Tourette es una enfermedad neurológica caracterizada por la presencia de gestos, movimientos y sonidos involuntarios e incontrolables, conocidos como tics, que pueden variar en intensidad a lo largo del tiempo. Aproximadamente el 1% de la población se ve afectada por esta condición, que suele manifestarse durante la infancia y es más común en hombres que en mujeres.

Si bien no existe una cura para esta enfermedad, el tratamiento se centra en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, los resultados de un nuevo estudio llevado a cabo por científicos australianos sugieren una esperanzadora alternativa terapéutica. Estos investigadores han realizado el primer ensayo clínico sólido que demuestra la eficacia del cannabis medicinal en el tratamiento de los efectos debilitantes del síndrome de Tourette.

El ensayo clínico fue liderado por el Dr. Philip Mosley, neuropsiquiatra e investigador en el Instituto de Investigación Wesley y el Instituto de Investigación Médica QIMR Berghofer. Los hallazgos de este estudio, publicados en la revista New England Journal of Medicine: Evidence, revelan una disminución estadísticamente significativa y clínicamente relevante de los tics motores y vocales en estos pacientes en un período de tan solo seis semanas.

Te puede Interesar
El cannabis puede ser eficaz con algunos síntomas del síndrome de Tourette

La investigación fue cofinanciada por la Iniciativa Lambert para la Terapéutica de Cannabinoides de la Universidad de Sydney y el Instituto de Investigación Wesley, quienes colaboraron en el diseño y la ejecución del ensayo, así como en el análisis de los niveles de cannabinoides en la sangre de los participantes. El estudio incluyó a 22 pacientes adultos con síntomas graves de Tourette, a quienes se les administró aceite de cannabis medicinal o un placebo durante dos periodos de seis semanas. Los análisis revelaron una asociación significativa entre los niveles de cannabis en el torrente sanguíneo y la respuesta al tratamiento activo.

El THC (tetrahidrocannabinol) es el compuesto psicoactivo presente en el cannabis que produce un efecto de euforia, mientras que el CBD o cannabidiol es un compuesto no psicoactivo. Ambos son utilizados con fines medicinales en Australia, y el año pasado se aprobó la ampliación de su uso en España.

El profesor Iain McGregor, coautor del estudio y director académico de la Iniciativa Lambert, señaló que si bien existen preocupaciones conocidas sobre los efectos secundarios del THC en la cognición y la salud mental, este ensayo demuestra que una dosificación cuidadosa de THC en forma oral es bien tolerada por un grupo de pacientes relativamente jóvenes.

El Dr. Mosley afirmó que este es el primer ensayo riguroso y bien estructurado sobre el uso de cannabis medicinal en un grupo lo suficientemente grande de personas como para obtener conclusiones definitivas sobre su eficacia. Además de reducir los tics de manera significativa, el cannabis medicinal también disminuyó otros síntomas asociados al síndrome de Tourette en los participantes, como los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo y la ansiedad.

Te puede Interesar
El cannabis es eficaz en el síndrome de Tourette según un estudio

El Dr. Mosley explicó que el cannabis interactúa con receptores específicos en las células nerviosas del cerebro, los cuales forman parte del sistema “endocannabinoide” del cuerpo. Estimular estos receptores permite ajustar un filtro defectuoso que evita que los movimientos y vocalizaciones involuntarias se expresen en los participantes del estudio.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.