La promesa de la medicina psicodélica abre nuevos caminos en la sanación de veteranos con estrés postraumático (TEPT)

En un cambio de paradigma que podría marcar un antes y un después en el abordaje de las heridas invisibles de la guerra, el Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos se abre a la posibilidad de explorar los confines de la medicina psicodélica en la lucha contra el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), la depresión y la alarmante tasa de suicidios entre los veteranos. Esta apertura, que se traduce en la solicitud de propuestas de investigación sobre sustancias como la metilendioximetanfetamina (MDMA) y la psilocibina, proviene de un renovado interés en abordar con seriedad y rigor científico las profundas cicatrices que las guerras de Irak y Afganistán han dejado en más de una cuarta parte de sus combatientes.

La decisión de esta institución, cuya solemnidad y responsabilidad la convierten en guardiana de la salud de quienes han servido al país, llega en un momento crucial. Los datos son elocuentes: cada día, 17 veteranos deciden poner fin a sus vidas en Estados Unidos, una cifra que destapa la magnitud del problema y la urgencia de encontrar soluciones efectivas.

La terapia asistida con psicodélicos, hasta ahora marginada al ámbito de lo alternativo, se asoma en el horizonte como una promesa de alivio y sanación. Los estudios preliminares en la población general han mostrado resultados alentadores, con más de dos tercios de los participantes experimentando una notable disminución o desaparición de los síntomas de TEPT tras apenas tres sesiones. Estos resultados son la semilla de una esperanza que hoy crece con la posibilidad de extender sus beneficios a quienes han pagado un alto precio emocional tras su servicio.

Te puede Interesar
Oregón lidera un enfoque reflexivo hacia la industria de los psicodélicos

El TEPT de los veteranos, como apunta el mayor Aaron Wolfgang, psiquiatra del renombrado Centro Médico del Ejército Walter Reed, presenta características distintivas que complican su tratamiento. No es raro que estos trastornos deriven de experiencias prolongadas de peligro y estrés, y se vean agravados por factores como la pobreza o la falta de vivienda. Frente a este panorama, las terapias convencionales, aunque valiosas, no alcanzan a cubrir la totalidad de las necesidades de esta población.

En este contexto, la exploración de la medicina psicodélica representa no solo una alternativa, sino una necesidad imperiosa de abrir nuevos caminos terapéuticos que puedan ofrecer alivio y recuperación a quienes han vivido en carne propia el horror de la guerra. La investigación en este campo, aunque aún en sus etapas iniciales, ya ha comenzado a arrojar luz sobre posibilidades antes inimaginables. Historias como la de Jesse Gould, ex Ranger del Ejército, quien encontró en la ayahuasca una puerta hacia la sanación durante un retiro en Perú, ilustran el potencial transformador de estas sustancias.

A medida que la FDA contempla la aprobación de la MDMA para usos terapéuticos, y con organizaciones como Heroic Hearts facilitando experiencias psicodélicas a veteranos en diversos rincones del mundo, se configura un escenario en el que la medicina psicodélica podría jugar un papel central en el tratamiento del TEPT. Sin embargo, este camino hacia la integración de terapias psicodélicas en los protocolos de tratamiento convencionales no está exento de desafíos, desde la necesidad de rigurosos estudios clínicos hasta la logística de su implementación en un sistema tan complejo como el VA.

Te puede Interesar
Dos estudios abren la puerta al uso de drogas psicodélicas con fines médicos

El compromiso de instituciones como el Departamento de Asuntos de los Veteranos de estudiar y eventualmente integrar estos tratamientos señala un importante cambio de dirección en el cuidado de la salud mental de los veteranos. Este nuevo amanecer en el tratamiento del TEPT y otros trastornos relacionados con el estrés de guerra abre un horizonte de esperanza, no solo para aquellos que sufren, sino para la sociedad en su conjunto, que debe a sus veteranos la búsqueda incansable de caminos hacia la sanación y el bienestar.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.