Aprovechando las Bacterias de Ácido Láctico en el Cultivo Ecológico de Marihuana: Una Guía para Incrementar Calidad y Salud en tus Plantas

Introducción

La agricultura ecológica, especialmente en el cultivo de marihuana, se está popularizando en todo el mundo. La conciencia sobre la fragilidad de nuestros recursos ha llevado a un interés en métodos más sostenibles. Entre los aspectos vitales de la agricultura ecológica se encuentra el papel crucial que juegan las bacterias de ácido láctico (BAL).

Las Bacterias de Ácido Láctico y la Salud del Suelo

En la agricultura ecológica, el éxito radica en la calidad del suelo. Los microorganismos del suelo, incluyendo bacterias, microbios beneficiosos, hongos, y otros organismos, contribuyen directamente al equilibrio y al desarrollo de la vida en el suelo. Entre estos microorganismos, las bacterias de ácido láctico tienen un impacto significativo, ofreciendo una cadena alimenticia sabiamente organizada que funciona en perfecta armonía.

¿Qué es una Bacteria de Ácido Láctico?

Las BAL contienen microbios utilizados en la producción de alimentos fermentados como lácteos, verduras fermentadas, charcutería, bebidas alcohólicas fermentadas, y pan con masa madre. Además de ser seguras para los seres vivos, las BAL también actúan como desinfectantes mediante el proceso de lactofermentación.

Beneficios de las BAL en la Salud Humana

Las BAL mejoran la digestión y aceleran la metabolización, facilitando la absorción de nutrientes. También se usan en complementos alimenticios probióticos para mejorar la actividad gástrica.

Beneficios de las BAL para las Plantas de Marihuana

En el cultivo de marihuana, las BAL ayudan en la síntesis de cannabinoides y terpenos, aumentando la intensidad y cantidad de estos compuestos. También facilitan la absorción de elementos orgánicos en el suelo, protegen contra enfermedades, y hacen que las plantas sean más grandes y resistentes.

Te puede Interesar
Cultivos “Naturales” ¿Lo estábamos olvidando?

Aplicación de BAL en el Cultivo de Marihuana

Las BAL pueden ser añadidas directamente al suelo o a través de pulverización. La aplicación debe hacerse cuidadosamente y durante la noche para evitar la exposición a los rayos UV. Se deben evitar pesticidas y abonos químicos que puedan alterar el equilibrio del suelo.

Conclusión

Las bacterias de ácido láctico ofrecen una oportunidad para mejorar la calidad y la salud en el cultivo de marihuana. Desde su papel en la digestión hasta su aplicación en la agricultura ecológica, estas bacterias tienen un amplio rango de aplicaciones. Con la creciente conciencia sobre la sostenibilidad y la salud, su uso en el cultivo de marihuana promete ser una práctica de continuo crecimiento e innovación.

Cómo Preparar Lactosuero Casero para el Equilibrio del Suelo

Ingredientes

  • 350 g de arroz.
  • 250 ml de agua.
  • 1 L de leche, preferiblemente orgánica para evitar la posible alteración por antibióticos en la leche industrial.

Materiales

  • Recipientes de cristal con boca ancha.
  • Tela de queso o etamina.
  • Goma elástica.
  • Bolsas de papel.
  • Jarra transparente.

Procedimiento

  1. Preparación de Agua: Utilizar agua mineral (sin cloro) si es posible. Si se utiliza agua del grifo, dejarla reposar durante 24 horas para evaporar el cloro.
  2. Mezcla de Agua y Arroz: Poner en un recipiente igual cantidad de agua y arroz. Mezclar y filtrar con la etamina, obteniendo una solución lechosa.
  3. Protección de la Mezcla: Colocar el recipiente en una bolsa de papel o envolverlo para protegerlo de la luz. Guardar en un lugar oscuro y templado.
  4. Fermentación: Examinar diariamente. Si aparecen residuos y hay un olor amargo, la fermentación va bien. La duración varía según la temperatura.
  5. Adición de Leche: Verter la leche en la jarra y añadir el agua de arroz fermentada, filtrándola con etamina.
  6. Sellar y Proteger: Tapar la jarra con etamina, ajustando con una goma, y colocarla en una bolsa de papel o envolverla. Guardar en lugar oscuro y fresco.
  7. Monitoreo: Examinar diariamente hasta que aparezcan tres capas. Puede tardar una semana.
  8. Separación de Capas: Retirar la capa superior y descartarla. El lactoserum es la capa amarillenta del centro.
  9. Filtración: Filtrar cuidadosamente el suero en un recipiente limpio.
  10. Cierre y Enfriamiento: Cerrar el recipiente de manera que permita escapar el gas de la fermentación y enfriar.
Te puede Interesar
Bancal profundo adaptado al cultivo de cannabis

Notas finales

El lactoserum es un líquido lleno de vida con bacterias de ácido láctico. Continuará evolucionando, produciendo burbujas y un olor dulce-amargo. Si huele mal, descartarlo.

Para el uso, mezclar 30 ml de lactoserum con 1 L de agua sin cloro. Con esta cantidad, se pueden hacer hasta 500 L de fertilizante orgánico.

Si no es posible mantenerlo en frío, estabilizarlo con melaza o azúcar moreno. Las bacterias se alimentarán hasta que sean aplicadas en las plantas.

Acerca del autor

Amante del cannabis y especializado en el mundo de las sustancias psicoactivas. Escritor y psiconauta.