CBD para el tratamiento de la hipertensión muestra un comienzo prometedor, según un nuevo ensayo clínico

La hipertensión, también conocida como presión arterial alta, se define médicamente como tener niveles de presión arterial de 140/90 o más.

Cuando no se trata, la hipertensión puede llevar a complicaciones dañinas e incluso fatales, que incluyen accidente cerebrovascular, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal, síndrome metabólico, demencia, problemas de memoria y mucho más. Las principales causas de la hipertensión son factores de estilo de vida como el sobrepeso, el consumo excesivo de sal, la falta de ejercicio, el consumo excesivo de alcohol o cafeína, el tabaquismo y el estrés. La edad también es un factor: las personas mayores de 60 años tienen un mayor riesgo de tener presión arterial alta.

Los medicamentos farmacéuticos suelen ser el primer tratamiento para la hipertensión, junto con cambios en el estilo de vida. El tratamiento generalmente dependerá de la etapa de la hipertensión. Por lo general, se recomienda el uso de un diurético llamado tiazida junto con bloqueadores beta, que reducen la frecuencia cardíaca y ayudan a tratar la hipertensión.

Sin embargo, existen formas más naturales y seguras de tratar la hipertensión.

Nuevos estudios han encontrado que el cannabidiol (CBD) podría ayudar a reducir la presión arterial alta.

CBD crystals isolate and chemical structure

En un estudio realizado en Croacia, los investigadores analizaron el impacto del CBD en comparación con un placebo en 70 participantes. A cada uno se le administró CBD o un placebo diariamente durante cinco semanas, y a aquellos que consumieron CBD se les dio una dosis diaria de 225 mg a 450 mg. Los resultados, publicados en la revista “Cannabis and Cannabinoid Research”, revelaron que el consumo oral de CBD fue eficaz en el tratamiento de la presión arterial ambulatoria en individuos con etapas leves o moderadas de hipertensión.

“La administración de CBD redujo la presión arterial media, sistólica y diastólica promedio durante 2,5 semanas”, dijeron los investigadores. “No hubo cambios en las enzimas hepáticas ni eventos adversos graves”, agregaron.

“Los resultados del presente estudio cruzado aleatorio y triple ciego indican que la administración crónica de cápsulas de CBD reduce la presión arterial ambulatoria… Estos hallazgos deben ser confirmados en cohortes prospectivas más amplias para aplicarlos en la práctica clínica”, concluyeron los autores.

Tabla de contenidos

Otros estudios arrojaron resultados similares.

En 2017, se realizó un estudio en Oxford, Reino Unido, para determinar si el consumo oral de CBD afectaba los niveles de presión arterial en sujetos sanos. Los investigadores de la Universidad de Nottingham analizaron el impacto de una dosis de 600 mg de CBD y la compararon con los resultados de un placebo en 9 sujetos masculinos.

Los resultados, publicados en el Journal of Clinical Investigation, encontraron que el CBD ayudaba a reducir la presión arterial sistólica en reposo, así como el volumen de eyección. El CBD redujo la presión arterial especialmente después del ejercicio y cuando los participantes estaban expuestos al estrés. No se informaron efectos adversos por parte de los pacientes durante o después de los ensayos.

“Nuestros datos muestran que una sola dosis de CBD reduce la presión arterial en reposo y la respuesta de la presión arterial al estrés, especialmente al estrés por frío y especialmente en los períodos posteriores a las pruebas. Esto puede reflejar los efectos ansiolíticos y analgésicos del CBD, así como cualquier efecto cardiovascular directo potencial…”. escribieron los investigadores. “Se requiere más investigación para determinar si el CBD tiene algún papel en el tratamiento de trastornos cardiovasculares como la hipertensión”, recomendaron.

Mientras tanto, un estudio realizado en Israel en 2020 encontró que el cannabis también podría mejorar la hipertensión en pacientes de edad avanzada. “El tratamiento con cannabis durante tres meses se asoció con una reducción de la presión arterial sistólica y diastólica, así como de la frecuencia cardíaca”, escribieron los autores. “El uso actual de cannabis se asoció con una frecuencia cardíaca en reposo más baja” en sujetos de mediana edad.

¿Puedes usar CBD para la hipertensión?

Hasta ahora, se necesita más investigación para verificar el uso de CBD para tratar la hipertensión. Sin embargo, se ha demostrado que el CBD ayuda a abordar muchos de los factores de estilo de vida que contribuyen a la presión arterial alta, como mejorar el sueño y reducir el estrés y la ansiedad. Cuando se abordan estos problemas en muchos casos de presión arterial alta, ciertamente puede ayudar a tratar la hipertensión, aunque la comunidad médica aún necesita ensayos clínicos adicionales de CBD para esta afección.

Si estás interesado en usar CBD para controlar la presión arterial alta, es fundamental hablar primero con tu médico. Además, es importante realizar chequeos regulares si experimentas síntomas de hipertensión, que incluyen dolores de cabeza intensos, mareos, náuseas, dolor en el pecho, dificultad para respirar y ansiedad. Asegurarte de visitar regularmente a un médico es clave para prevenir cualquier condición, incluida la hipertensión, y evitar que empeore.

Te puede Interesar
Un estudio que vincula el consumo de cannabis con hipertensión puede que sea defectuoso

Además, asegúrate de utilizar solo CBD que provenga de fabricantes confiables. Muchos productos de CBD no regulados pueden contener THC psicoactivo y contaminantes. Siempre es mejor comprar CBD con un certificado de análisis del fabricante.

Conclusión

La hipertensión es una de las condiciones más comunes y mortales. La mayoría de las personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen hipertensión hasta que ya es grave o demasiado tarde. Presta atención a tu estilo de vida, haz chequeos regulares y realiza los cambios necesarios para mantener tus niveles de presión arterial saludables.

Tomar CBD puede ayudarte a controlar el estrés, la falta de sueño y la ansiedad, así como otros factores potenciales que contribuyen al aumento de la presión arterial. Sin embargo, hasta que sepamos más sobre el papel del CBD en la reducción de la presión arterial, no debe considerarse una solución única para tratar la hipertensión. Habla con un médico que tenga conocimientos sobre la hipertensión y el CBD, y evita automedicarte, especialmente si ya estás tomando medicamentos existentes para el tratamiento de otras condiciones.

Acerca del autor

Amante del cannabis y especializado en el mundo de las sustancias psicoactivas. Escritor y psiconauta.