La empresa dio instrucciones a los procesadores de pagos y a los bancos para que no acepten transacciones del sector en sus tarjetas de débito.

Mastercard ha solicitado a las instituciones financieras que dejen de aceptar transacciones de marihuana a través de tarjetas de débito con PIN de la empresa. La decisión de reducir aún más las opciones para los consumidores de marihuana significa que tendrán menos formas convenientes de comprarla sin dinero en efectivo.

Esto llega en un momento en que la industria del cannabis se ha vuelto legal en casi la mitad de los estados de EE.UU., pero aún carece de regulación federal. Mastercard ha dado instrucciones a los procesadores de pagos y a los bancos para que no acepten transacciones del sector en sus tarjetas de débito.

mastercard, tarjeta, credito, debito, finanzas, pagos, ahorro, consumo, gastos
Mastercard ha dado instrucciones a los procesadores de pagos y a los bancos para que no acepten transacciones del sector en sus tarjetas de débito

 

“De acuerdo con nuestras políticas, instruimos a las instituciones financieras que ofrecen servicios de pago a los comerciantes de cannabis y los conectan a Mastercard para que terminen la actividad”, dijo un portavoz de Mastercard, según informó Bloomberg, que cubrió la noticia por primera vez.

Después de recibir cartas de cese y desistimiento de Mastercard la semana pasada, las empresas que anteriormente facilitaban los pagos de débito con PIN para los dispensarios de marihuana enfrentan desafíos para brindar soluciones alternativas a sus clientes.

El movimiento de Mastercard llega después de que Visa enviara un memorando a los bancos en 2021, aclarando su postura sobre los cajeros automáticos sin efectivo utilizados por las empresas de marihuana y afirmando que violan las reglas de la compañía. Debido a la política de Visa contra la marihuana, el método de cajero automático sin efectivo está prohibido.

Aunque la marihuana para uso de adultos se ha legalizado en más de 23 estados de EE.UU., sigue siendo ilegal a nivel federal, lo que crea implicaciones desafiantes tanto para los consumidores de marihuana como para las empresas legales estatales que son difíciles de superar.

 

 

Debido a su ilegalidad federal, la industria de la marihuana opera principalmente en una economía monetaria, lo que da como resultado opciones limitadas que no son en efectivo para comprar productos de marihuana.

Te puede Interesar
La tecnología y el cannabis negocian en un crucero por Nueva York

Las opciones de débito con PIN y cajero automático sin efectivo han ganado popularidad entre los dispensarios, ofreciendo a los clientes un método seguro y conveniente para comprar productos de marihuana sin efectivo. Estas soluciones no solo aumentan los ingresos y agilizan el proceso de pago, sino que también ayudan a los dispensarios a mitigar los riesgos asociados con el manejo de grandes cantidades de efectivo.

Pero el movimiento de Visa primero, y ahora de Mastercard, está reduciendo significativamente las opciones disponibles para realizar transacciones en el espacio de la marihuana.

Si bien los bancos regionales más pequeños aún pueden prestar servicios a las empresas de marihuana, las principales instituciones y redes de tarjetas de crédito como Visa y Mastercard evitan facilitar las transacciones de marihuana en sus redes debido a la ilegalidad federal.

Si bien las soluciones de pago de la cámara de compensación automatizada (ACH) parecen ofrecer un menor riesgo de cumplimiento y pueden ser una de las pocas opciones restantes para transacciones que involucran productos de marihuana, pueden ser inconvenientes para los clientes, ya que requieren que proporcionen un número de ruta bancaria y un número de cuenta. El efectivo, aunque se usa ampliamente en la industria, se considera más riesgoso para los dispensarios, ya que los expone a posibles robos.

cannabis
El cannabis ya es legal en la mitad de los estados de Estados Unidos pero no a nivel federal

 

Pero lo que piden tanto los consumidores como las empresas en el espacio de la marihuana son los pagos con tarjeta de crédito. Sin embargo, los dispensarios no pueden aceptar pagos con tarjeta de crédito debido a la ilegalidad de la marihuana a nivel federal.

Para tener acceso a los pagos con tarjeta de crédito, la marihuana debería ser legal a nivel federal, pero la situación actual sugiere que esto no sucederá pronto.

Sin embargo, la Ley Bancaria de Cumplimiento Seguro y Justo podría tomar el relevo en los problemas con las transacciones de marihuana y, más ampliamente, con los problemas actuales de acceso de la industria de la marihuana al sistema financiero en los EE. UU.

La tan esperada Ley de Banca Segura propone permitir que los bancos realicen negocios con compañías de marihuana que operen legalmente en estados que han legalizado la marihuana.

Te puede Interesar
Bancos: dudas y ley en marcha

Evitaría que los reguladores federales penalicen a las instituciones financieras por prestar servicios a las empresas de marihuana, a sus propietarios y empleados.

Además, la ley aclara que los fondos obtenidos de negocios de marihuana regulados por el estado y que cumplen con los requisitos no se tratarán como ganancias de actividades ilegales mientras protege contra la responsabilidad federal de los bancos, aseguradoras y otras instituciones financieras que trabajan con dichas empresas.

En 2022, el Senado estuvo a punto de votar sobre la Ley de Banca SEGURA, pero finalmente no fue aprobada durante la sesión de pato cojo.

A partir de julio de 2023, se está acumulando apoyo bipartidista para aprobar la Ley de Banca SEGURA. El presidente del Comité Bancario del Senado tiene la intención de programar una votación del comité este mes, aunque la fecha de la votación final sigue siendo incierta, como informó recientemente Marijuana Moment. Si se aprueba, la ley ofrecería varias ventajas a la industria de la marihuana, como minimizar los riesgos de seguridad, mejorar el acceso al capital y mejorar la transparencia.

*Nota publicada originalmente en Forbes EE.UU.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.