El debate en Ohio sobre los cambios propuestos a la Ley del Cannabis Recreativo genera controversia.

El estado de Ohio se encuentra inmerso en un debate en torno a la recién promulgada Ley que legaliza el cannabis recreativo, debido a las posibles modificaciones que se están considerando. La “Issue 2”, que está programada para entrar en vigencia este jueves, se ve ahora en medio de propuestas de cambios presentadas por legisladores republicanos de la Asamblea General del estado, lo que ha generado gran interés y especulaciones sobre su implementación futura.

El representante estatal Jamie Callender, del partido republicano y oriundo de Concord, ha sido el epicentro de estas controversias al presentar el proyecto de ley 354 en la Cámara de Representantes. Según él, esta legislación refleja la voluntad de los ciudadanos de Ohio al incorporar diversas perspectivas de la industria, defensores, opositores y, lo que es más crucial, los votantes.

Un punto destacado del proyecto de ley de Callender es su apoyo al cultivo doméstico de cannabis, una disposición que fue eliminada en el borrador presentado por el Senado el lunes pasado. Esta propuesta de cambio ha generado un intenso debate sobre la implementación de la ley del cannabis en Ohio.

El senador estatal Michael Rulli, republicano del condado de Columbiana, defensor de productos seguros para la población, planteó estas enmiendas durante una reunión de la Comisión de Gobierno General del Senado. Sin embargo, estas modificaciones no encontraron el respaldo de Tom Haren, portavoz de la campaña a favor de la “Issue 2, regular la marihuana como el alcohol”. Haren criticó el intento del Senado de eliminar “elementos fundamentales de la Issue 2, como el cultivo doméstico y la equidad social”. Además, advirtió que un aumento en los impuestos podría incentivar un mercado ilegal, llevando a los habitantes de Ohio a adquirir productos de cannabis en el vecino estado de Michigan.

Te puede Interesar
El gobernador de Virginia Ralph Northam presenta la legalización de la marihuana en 2021

La propuesta del Senado busca prohibir el cultivo doméstico de cannabis, en contraposición a la disposición original que permite a los residentes de Ohio cultivar hasta seis plantas de manera individual y hasta 12 por vivienda. Además, se propone elevar el impuesto sobre los productos de cannabis del 10% al 15%, medida que afectaría a los cultivadores según las modificaciones planteadas.

Otras enmiendas incluyen la restricción de la posesión recreativa de cannabis, la reducción de los niveles de THC permitidos en las plantas y extractos de cannabis, así como medidas de seguridad para proteger a los niños, como envases a prueba de niños y restricciones en la publicidad y la ubicación de los dispensarios. También se están definiendo con mayor claridad las directrices sobre el consumo público y otorgando a los propietarios la autoridad para prohibir el fumar o vapear en sus propiedades.

Esta propuesta permitiría a los empresarios establecer sus propias políticas en relación con el consumo de cannabis y las pruebas de drogas para sus empleados, sin infringir las leyes contra la discriminación.

Scott Milburn, representante de la campaña “Protect Ohio Workers and Families” en contra de la “Issue 2”, considera que estas modificaciones hacen que la medida sea “menos perjudicial para los habitantes de Ohio y menos ventajosa para la industria”. No obstante, el senador estatal demócrata Bill DeMora ha criticado las enmiendas propuestas por ignorar la voluntad de los votantes.

Te puede Interesar
En Oregón están consumiendo cantidades récord de cannabis, pero ¿durará?

Acerca del autor

logo cannabis magazine cuadrado

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.