Primer Ministro Rishi Sunak propone ley inspirada en Nueva Zelanda para limitar la venta de tabaco a nuevas generaciones

El gobierno del Reino Unido podría estar dando un paso monumental en la lucha contra el tabaquismo. Rishi Sunak, el Primer Ministro británico, ha propuesto una legislación ambiciosa que podría marcar el inicio del fin de la venta de tabaco en el país. Anunciada durante la conferencia anual del partido conservador en Manchester, la medida sigue el ejemplo de una normativa similar implementada en Nueva Zelanda el pasado diciembre.

En el detalle de la propuesta, Sunak establece que cualquier joven de 14 años o menos cuando la ley entre en vigor no podrá comprar tabaco legalmente en su vida. La medida se asemeja en su esencia y plazos a la reciente ley neozelandesa. Según el plan de Sunak, la edad límite para la compra de cigarrillos subiría gradualmente cada año. Para 2027, la ley entraría en efecto, y ningún británico menor de 14 años podría adquirir tabaco; para 2035, el límite de edad se extendería a los menores de 22 años.

Si la propuesta se convierte en ley, el Reino Unido se posicionaría como un líder en regulaciones antitabaco en Europa y tendría una de las leyes más estrictas del mundo en esta materia. Otros países, como Dinamarca, también están considerando adoptar medidas similares, según informa Reuters.

Te puede Interesar
Mezclar cannabis y tabaco aumenta el riesgo de dependencia

Los esfuerzos gubernamentales contra el tabaquismo han mostrado efectos positivos. Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que la tasa de fumadores a nivel global ha descendido del 32,7% en el año 2000 al 22,3% en 2020, y se espera que disminuya al 20,4% en 2025.

Con la creciente presión regulatoria, las compañías tabacaleras están explorando alternativas como los vapeadores y los calentadores de tabaco. A pesar de esto, el tabaco tradicional sigue siendo el principal motor económico del sector. En 2022, las seis mayores empresas tabacaleras del mundo registraron beneficios combinados de 20.168 millones de dólares de alternativas al tabaco, en comparación con los 99.148 millones de dólares provenientes de ventas de tabaco tradicional.

Sunak también aprovechó su anuncio para criticar estas alternativas, alegando que el tabaquismo cuesta al sistema sanitario británico unos 19.646 millones de euros anualmente. Según el Primer Ministro, una reducción en el tabaquismo podría disminuir las muertes por cáncer en más de un 25%.

Si la legislación se aprueba, tendría un fuerte impacto en las ventas futuras de grandes compañías tabacaleras que consideran al Reino Unido como uno de sus principales mercados, como es el caso de Japan Tobacco e Imperial Brands.

 

Tabla de contenidos

Te puede Interesar
Cocaína en el Parlamento británico

Acerca del autor

Amante del cannabis y especializado en el mundo de las sustancias psicoactivas. Escritor y psiconauta.