Los investigadores registraron una reducción de casi el 50 por ciento en los síntomas de ansiedad en aquellos que usaron aceite de CBD, informa Furvah Shah

Los tratamientos con cannabis pueden ayudar a reducir la ansiedad severa en los jóvenes, según un nuevo estudio.

Los investigadores de Orygen Youth Health, en Australia, descubrieron que los jóvenes con ansiedad resistente al tratamiento vieron una reducción del 412002 por ciento en la gravedad y el deterioro después de usar Cannabidiol durante 12 semanas, también conocido como aceite de CBD.

El profesor de Orygen, Paul Amminger, quien dirigió el estudio, comentó: “Los jóvenes tenían menos ataques de pánico y podían hacer cosas que antes no podían hacer, como salir de casa, ir a la escuela, participar en situaciones sociales, comer en restaurantes, ir en el transporte público o asistir a citas por sí mismos”.

“Ese es un cambio sorprendente en el grupo que ha tenido ansiedad de severa a muy severa y es resistente al tratamiento y de larga duración”.

La ansiedad es la enfermedad de salud mental más común entre los jóvenes y afecta hasta al 31 por ciento de la población australiana.

Los tratamientos para la ansiedad incluyen la TCC (terapia cognitiva conductual) y los medicamentos que inducen serotonina, pero no funcionan para todos, ya que solo alrededor del 50 por ciento de los jóvenes se recuperan por completo de los trastornos de ansiedad con los tratamientos actuales.

Te puede Interesar
El cannabis y las situaciones conflictivas en el día a día (III)

En estudios anteriores, se descubrió que el Cannabidiol reduce la ansiedad y, según los informes, no es tóxico ni adictivo.

Para el estudio, 31 participantes de entre 12 y 25 años que mostraron poca mejoría después de tratamientos de ansiedad como la TCC recibieron dosis de Cannabidiol para ver si sus síntomas mejoraban.

Las dosis comenzaron con una cápsula de 200 mg de Cannabidiol por día, que se aumentó a 400 mg después de una semana. Para aquellos que mostraron poca mejoría en los síntomas de ansiedad, su dosis se incrementó en aumentos de 200 mg hasta llegar a 800 mg por día.

La reducción de los síntomas de ansiedad se observó en dos escalas diferentes e involucró a los participantes que completaron un cuestionario sobre síntomas como ataques de pánico, ansiedades situacionales, preocupaciones y retrospecciones.“Nuestro estudio piloto encontró que el Cannabidiol no solo ayudó a reducir los síntomas de ansiedad, sino que fue muy bien tolerado: los efectos secundarios más comunes fueron sedación leve y fatiga leve, pero eso fue en el momento en que se aumentaron las dosis y por lo usual desapareció después de un par de días”, declaró el profesor Amminger.

“No vimos efectos secundarios como pensamientos suicidas, irritabilidad o problemas para dormir, que no son infrecuentes en las personas que toman ISRS [inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina]”.

Te puede Interesar
El consumo de cannabis en la adolescencia no está asociado con cambios estructurales del cerebro en la edad adulta

Los investigadores dicen que aunque sus hallazgos son prometedores, se requieren más estudios.

“El siguiente paso es un ensayo controlado aleatorio, el cual es el estándar de oro para probar una nueva intervención”, aclaró el profesor Amminger.

“Tal ensayo debe realizarse en un grupo mucho más grande, alrededor de 200 a 250 jóvenes, para permitirnos decir con cierta certeza si hay, o no, beneficios y efectos reales del tratamiento”.

Acerca del autor

Muchos años luchando en la sombra para que el cannabis florezca al sol.