Estos son los factores cruciales para el éxito de las plantas de cannabis durante la fase de floración en verano

El verano, una temporada que evoca imágenes de descanso y diversión, representa un periodo crucial para los cultivadores de marihuana al aire libre. A diferencia de la imagen idílica de playas y vacaciones, para ellos, el verano es una época de arduo trabajo y cuidados meticulosos, especialmente al inicio de la fase de floración de las plantas de marihuana.

Este proceso vital en el ciclo de vida del cannabis requiere atención en varios aspectos clave:

Riego adecuado

El riego es esencial durante la floración. Las plantas necesitan suficiente agua y nutrientes para enfrentar las altas temperaturas. Se recomienda regar por la mañana, evitando las horas más calurosas del día. Además, es importante añadir un fertilizante específico para la fase de crecimiento y un estimulador de raíces. El uso de trichoderma harzianum, un hongo beneficioso, también es aconsejable para proteger y estimular el crecimiento de las raíces.

planta cannabis en floración

Uso de mantillo

El mantillo ayuda a prevenir la evaporación del agua y protege el sustrato de los cambios bruscos de temperatura. Una capa de 2 a 5 cm de materiales como corteza de madera, perlita o hierba cortada puede ser muy efectiva.

Te puede Interesar
¿Cómo cultivar cannabis paso a paso?

Soporte de la estructura de la planta

Antes de que la floración avance, es crucial proporcionar un soporte adecuado a las plantas para que puedan soportar el peso de los cogollos. Esto puede lograrse mediante el uso de jaulas cilíndricas de metal, redes o tutores.

Defoliación Cuidadosa

Dependiendo de la variedad, algunas plantas de marihuana pueden requerir una o varias defoliaciones. Esto ayuda a que la luz penetre mejor y alcance los cogollos, promoviendo su desarrollo. Sin embargo, es importante no excederse en la defoliación, ya que podría estresar a las plantas y reducir su capacidad para realizar la fotosíntesis.

Skunk exterior

Gestión de la Luz

La luz es crucial durante toda la fase vegetativa y de floración. Si las plantas están en macetas, es recomendable cambiarlas de lugar para optimizar la exposición a la luz y mejorar la ventilación. En caso de estar plantadas directamente en el suelo, se debe considerar la eliminación de vegetación circundante para aumentar la exposición a la luz, manteniendo siempre la discreción para evitar problemas de seguridad.

Adicionalmente, es relevante mencionar que el cultivo de marihuana al aire libre también implica enfrentarse a desafíos como plagas, enfermedades y condiciones climáticas adversas. Por lo tanto, es fundamental estar alerta y actuar rápidamente ante cualquier signo de problemas.

El éxito del cultivo de marihuana al aire libre durante el verano requiere una combinación de técnicas adecuadas de riego, uso de mantillo, soporte estructural, defoliación controlada y gestión eficiente de la luz. Estos cuidados permiten a los cultivadores maximizar el potencial de sus plantas y asegurar una cosecha exitosa y abundante. La floración en el cultivo de marihuana es un momento clave que requiere dedicación, conocimiento y paciencia, elementos esenciales para todo buen cultivador.

Te puede Interesar
El movimiento de las plantas de cannabis

Acerca del autor

Escritor especializado en cannabis  y residente en Miami, combina su pasión por la planta con la vibrante energía de la ciudad, ofreciendo perspectivas únicas y actualizadas en sus artículos.