El consumo de cannabis se asoció con una reducción de los opioides en los seis meses siguientes a la iniciación del consumo de cannabis. El estudio de observación de pacientes de Tilray se llevó a cabo en 21 clínicas médicas de todo el Canadá. Este análisis incluye a 1.145 pacientes que tuvieron al menos una visita posterior a la inicial, con un seguimiento a 1, 3 y 6 meses. El estudio fue dirigido por investigadores de la Universidad de Victoria, Canadá.

El uso de opioides de referencia fue reportado por el 28% de los participantes, bajando al 11% a los 6 meses. El uso diario medio de opioides bajó de 152 mg de equivalente de miligramos de morfina en el tratmiento de base a 32 mg de EMM a los 6 meses. También se observaron reducciones similares en las otras cuatro clases principales de medicamentos de venta con receta identificadas por los participantes, y se informó de mejoras estadísticamente significativas en un cuestionario sobre la calidad de vida. Los autores llegaron a la conclusión de que «las reducciones posteriores del consumo de opioides sugieren que el cannabis puede desempeñar una función de reducción de daños en la crisis de sobredosis de opioides, mejorando potencialmente la calidad de vida de los pacientes y la salud pública en general».

Te puede Interesar
¿Puede acabar el cannabis con las muertes por opiáceos?

Lucas P, Boyd S, Milloy MJ, Walsh Z. Cannabis Significantly Reduces the Use of Prescription Opioids and Improves Quality of Life in Authorized Patients: Results of a Large Prospective Study. Pain Med 2020:pnaa396.

Fuente IACM